Comparten pueblos originarios de Baja California cultura gastronómica

El evento inició con la lectura de un cuento que narró el mito de la creación del universo cucapá, así como con un ritual realizado con salvia, planta previamente recolectada y secada al sol, en donde están presentes los 4 elementos: agua, aire, tierra y fuego.

Tijuana, B.C.- El pasado jueves 01 de junio se llevó a cabo en El Colegio de la Frontera Norte (El Colef) el Seminario “La cocina de los pueblos originarios: patrimonio cultural intangible de Baja California”, el cual contó con la participación de diversas cocineras provenientes de los pueblos indígenas de las 4 etnias de Baja California: Pa ipai, K´miai, Kiliwa y Cucapá, con la idea de dar a conocer las riquezas gastronómicas que existen en cada región.

Al iniciar el evento, en la mesa de presidium el Dr. Alberto Hernández Hernández, presidente de El Colef, indicó que derivado del convenio recientemente firmado con el Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (Conalep), se desprende este Seminario el cual busca rescatar el arte culinario de los grupos nativos del estado.

Mencionó que El Colef se encuentra muy entusiasmado al organizar eventos con personas muy queridas de comunidades nativas, ya que sus tradiciones deben de estar siempre presentes en la cultura mexicana y deben ser reconocidas debido a la construcción del patrimonio cultural del país.

Por su parte, el Lic. Enrique Reyes Machado, Director Estatal de Conalep, señaló que cuando la academia trabaja en beneficio de los pueblos originarios, recobra una mayor relevancia e importancia para los que estamos en su quehacer diario.

“Con eventos de este tipo, es también nuestra responsabilidad transmitir a los estudiantes de Gastronomía los conocimientos para que puedan enfrentar exitosamente su carrera profesional dentro de este ámbito”, expresó.

Posteriormente, la Dra. Gloria López, fundadora y presidenta del Conservatorio de la Cultura Gastronómica Mexicana (CCGM), impartió la conferencia “La importancia de la gastronomía mexicana como patrimonio cultural intangible”, en donde señaló, a través de videollamada, que el patrimonio cultural culinario es fundamental para el desarrollo de un país como el nuestro, gracias a la plataforma indispensable sobre la cual se desarrolla cualquier comunidad.

“Hago un reconocimiento al valor de las cocinas ya que ha ido en aumento y por eso se ha convertido en una moda pero con la diferencia de que la moda va a pasar, la cocina  jamás, y ahí veo la intención del evento que hoy se realiza porque cada comunidad cultural tiene la obligación de defender su patrimonio culinario”, afirmó la especialista.

Después, la Lic. Norma Carbajal, sub-delegada en Ensenada, B.C. de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), abordó el tema “Los grupos originarios de Baja California: vida, cultura y cosmogonía”; en donde se refirió a 2 mitos de creación del pueblo K´miai que tienen que ver con los árboles sagrados y con la víbora, los cuales forman parte de su sustento y su cocina tradicional.

Además, puntualizó que gracias al trabajo que ha realizado la Dra. Nora Bringas, hoy se conoce lo que se denomina  “La ruta del vino” en el Valle de Guadalupe, lo cual ha originado la creación de proyectos turísticos como cabañas y/o la implementación de talleres de gastronomía y artesanía.

“Existen 3 rutas vinícolas indígenas en esta región: una en San José de la Zorra y dos más en el Cañón de los Encinos, San Antonio Necua” agregó la Lic. Carbajal Acosta.

Los diálogos continuaron con las intervenciones de la Dra. Nora Bringas, quien habló sobre la gastronomía como patrimonio cultural y recurso turístico; y el  Chef Martín San Román, quien habló sobre las realidades y retos de la gastronomía en Baja California desde la mirada de un chef pionero.

Al final de la jornada, las cocineras tradicionales Norma Meza, k´miai; Teresa Haros Farlow, kiliwa; Antonia Torres, cucapá; y Armandina González, pa ipai, exhibieron parte de sus platillos tradicionales para que los asistentes pudieran probar y conocer la diversidad culinaria que ofrece cada uno de los pueblos indígenas.