John M. Ackerman: El trabajo de todos hará posible el cambio

Llegó solo, sin acompañantes que le cargaran el maletín, ni ¨guaruras¨ que le cuidaran la espalda. Pertenece a la generación del cambio, ¨Un cambio tan grande y tan histórico como la misma independencia de México.¨ Afirma. Se trata del activista y politólogo John Mill Ackerman Rose, uno de los personajes considerados más cercanos al nuevo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador. ¨Soy un gringo que llegó muy joven a México y que se enamoró de ese país que ofrece mucha más sustancia y opciones que Estados Unidos.¨ Narra cómo sobrevivió dando clases de inglés. ¨Yo era un indocumentado necesité de amigos para que cobraran mis clases y así con ese dinero pude rentarme un cuartito y sobrevivir.¨

 

Ackerman vino a Los Angeles a dar una charla: “AMLO y Trump: Los Migrantes y la Cuarta República. ¨ Invitado por el grupo de MORENA en el exterior. Enfatizó que el cambio en el país vecino no se va a dar por lo que haga un solo hombre, sino por lo que haga todo un pueblo. ¨Si no hay participación colectiva en hacer las cosas como deben ser, no habrá un verdadero avance en nuestro país.¨

 

En el transcurso de su presentación, Ackerman habló y elogió el papel de su esposa, la abogada Irma Eréndira Sandoval quien forma parte del gabinete del nuevo presidente. ¨Ella luchará contra la corrupción.¨ No es común que un político mexicano elogie en público las cualidades de su esposa y menos que reconozca que ella es más inteligente y preparada que él. Hecho que fue muy comentado entre los participantes.

 

Para la audiencia, resultó obvio que Ackerman representa una nueva corriente diplomática, la que busca verdaderas alianzas, esas que no se acaban al finalizar el sexenio y que busca un serio acercamiento con los mexicanos que viven en el exterior, grupo que perdió hace mucho la confianza en un gobierno que cada principio de sexenio le hace promesas de cambio sólo para ignorarlas ya obtenido el poder. ¨Quién nos garantiza que no va a pasar lo mismo.¨   Ackerman no vino a dar garantías, vino a asegurar que los consulados, con el nuevo gobierno, harán la función de centros de defensa y capacitación política y económica, pidió la participación de todos para que se logre. Con la mención del consulado, el público asistente aprovechó para enumerar una serie de quejas contra esa institución. ¨Nos tratan peor que los agentes de la migra.¨ ¨A mi casi me arrestan porque les exigí resultados con un problema que tengo en mi acta de nacimiento.¨ ¨Tenemos que pagar hasta 15 dólares por el estacionamiento. ¨

 

El activista y miembro del comité encargado del acercamiento con grupos en el exterior pidió a los quejosos organizarse y hacer un perfil del cónsul que para ellos resulta el ideal para Los Angeles. ¨Organícense en comités y pongan todo por escrito. Yo no tengo poder, soy sólo un mensajero. Les prometo llevar sus quejas a donde corresponde.¨

 

Para finalizar la charla, el ahora maestro de la UNAM, naturalizado mexicano, exhortó a los presentes a unificarse en torno a López Obrador y trabajar desde el exterior para que haya una mayor participación política. En uno de sus escritos el también periodista afirma: No mentir, no robar y no traicionar, así resume López Obrador su proyecto de Nación. Estas tres expresiones no pueden quedarse como un simple discurso electorero, sino que deben convertirse también en los estandartes de su próximo gobierno. No mentir significa informar, de manera plena y con total transparencia, a la sociedad sobre todos los gastos, las acciones y los planes del gobierno. No robar implica acabar de una vez por todas con la corrupción en absolutamente todos los niveles de la administración pública federal. No traicionar significa cumplir con las altas expectativas del pueblo mexicano con respecto al crecimiento económico, el fin de la pobreza y la construcción de la paz y la justicia.

En conclusión, el mensaje de Ackerman es no dejar solo a Andrés Manuel López Obrador. La sociedad mexicana ha dado una enorme muestra de valentía, de fuerza y de dignidad. Celebremos la victoria. Nos la merecemos, después de tantas décadas de luchas constantes por la justicia y la democracia, en las cuales han ofrendado sus vidas miles de héroes ­anónimos. Pero también hay que ponernos a trabajar. No dejemos pasar este precioso momento para poner, cada quien, su granito de arena.

El evento tuvo lugar en el salón del Sindicato UFCW Local 770 ubicado en la ciudad de Los Angeles.

Share Post