Pende de un hilo, la solución al problema del agua

*Exhortan a votar sí, a la medida W.

Los Ángeles, Ca.- El 6 de Noviembre será un día clave para todos, porque es cuando se podrá saber si el problema de la escasez de agua en el condado de Los Ángeles se resolverá o se agravará.

Por tal motivo, funcionarios del Departamento de Obras Públicas del condado angelino ofrecieron una rueda de prensa en la Cuenca Oxford ubicada en Marina del Rey para exhortar a los electores a votar a favor de la medida W, que les permitirá obtener los recursos económicos para crear la infraestructura necesaria con el fin de evitar que se sigan perdiendo más de cien mil millones de galones de agua de lluvia cada año.

Edel Vizcarra, miembro del grupo de relaciones gubernamentales y comunitarias del Departamento de Obras Públicas del Condado de Los Ángeles en entrevista con el periódico Impulso explicó que el propósito de la medida W es detener y limpiar la mayor cantidad posible de agua de lluvia antes de que se pierda en los ríos o en el mar.

“Cada año el condado angelino detiene 40 millones de galones de agua de lluvia, pero perdemos miles de millones de agua de lluvia”, mencionó. “Para resolver eso y poder tener los dineros para crear más proyectos como el de la Cuenca Oxford que se encarga de limpiar el agua, es importante que los electores voten sí a la medida W, conocida como Programa de Agua Limpia y Segura.

Edel Vizcarra del Departamento de Obras Públicas del condado angelino.

“De ser aprobada esta propuesta se establecería un impuesto de 2.5 centavos por cada pie cuadrado de propiedad privada ya sea de carácter residencial, comercial o industrial que existe en el condado”, comentó Vizcarra. “Y como resultado de eso esperamos obtener como 300 millones de dólares al año que se utilizarían para la creación de la infraestructura necesaria”.

Aseveró que actualmente el condado angelino solo puede producir la tercera parte del agua que consume debido a las condiciones climáticas extremas y a la sequía de cinco años que ha azotado a la región, por lo que tienen que depender mucho del agua que importa de Sacramento, las Montanas Sierra, el Valle Central, de Arizona y Nevada y otros estados.

Vizcarra recalcó que además de eso, el agua producida por las lluvias recogen basura, plásticos y restos fecales, mientras fluyen por las calles y las zonas urbanizadas, por lo que es importante crear la maquinaria necesaria para limpiarla antes de que lleguen a los ríos y los océanos para evitar problemas de salud pública, proteger el medio ambiente y poder atender las necesidades de los residentes angelinos.

“Pero no será sino hasta que tengamos los resultados de las elecciones del seis de noviembre cuando vamos a saber si la gente apoya este programa o no”, afirmó. “Esta medida, de aprobarse, se aplicaría para los más de dos millones de propietarios de propiedades privadas que hay en el condado”.

“De pasar la propuesta W, el dinero de los impuestos se empezaría a colectar en el año 2020”, agregó Vizcarra. “El 40 por ciento de lo que se obtenga se repartirá en forma equitativa entre todas las ciudades del condado, las cuales se encargarán de realizar estos proyectos en sus comunidades”.

Jolene F. Guerrero ingeniera civil del Departamento de Obras Públicas del condado de L.A.

Jolene R. Guerrero, la ingeniera civil principal del Departamento de Obras Públicas del condado angelino subrayó que estos proyectos ayudarán a prevenir alergias y otro tipo de enfermedades a las que las personas se exponen cuando acuden a las playas locales a bañarse, ya que cada año se recogen más de cuatro mil 200 toneladas de basura en esos lugares.

“Además la creación de estos sistemas y su mantenimiento ayudarán a crear miles de empleos porque estamos hablando de que con esta medida podríamos recolectar anualmente 300 mil millones de dólares”, resaltó. “El tamaño de cada proyecto variará de acuerdo a las necesidades de cada comunidad y de las ciudades.

“También se establecerán en los parques comunitarios para capturar y tratar el agua de lluvia para que pueda ser usada como fuente de irrigación en los campos, quiero aclarar que el estándar de la calidad del agua que se obtiene no es para beberla, sino para reciclarla.

Guerrero aseguró que los proyectos de recaudación y limpieza del agua pluvial pensados bajo la medida W, como es el caso de la Cuenca Oxford de Marina del Rey que se finalizó en el 2015, cuenta con plantas indígenas, peces, aves y otros animales que son parte del medio ambiente.

Indicó que de no ser aprobada la medida, el Departamento de Obras Públicas deberá recurrir a los fondos generales del condado y también deberá competir con otros proyectos de obras públicas como son la construcción y reparación de carreteras, entre otros.

Sandy Close de Etnic Media Services cuestiona a funcionarios del condado angelino.

Share Post