Inaugura el Salón de la Fama de Beisbol Mexicano

Inauguran el Salón de la Fama del Beisbol Mexicano

  • El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador y el impulsor de la obra, CP Alfredo Harp Helú inauguraron el recinto ubicado en el Parque Fundidora de Monterrey

TERRITORIO SCORE

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, reiteró este miércoles el apoyo de su Gobierno a favor del desarrollo del béisbol, en la inauguración del Salón de la fama en Monterrey, al norte del país.

“Se aprobó en el presupuesto una partida para fomentar el béisbol; se van a crear academias y escuelas en distintas partes del país para que los jóvenes puedan estudiar y practicar béisbol; si tienen madera que se dediquen al béisbol, si no dan el ancho, terminarán la carrera de maestros de educación física”, dijo.

López Obrador reiteró que el deporte de las bolas y los strikes es su favorito desde niño cuando jugaba sin camisa ni zapatos y llegó a ser prospecto como jardinero central.

“Es tanto mi afecto que todavía lo juego y estoy bateando por encima de .300, así como me ven. Tengo un dedo torcido de cuando era jardinero central; tenía buen brazo, cubría mucho terreno; salió una línea, la cogí pero quedé con el brazo debajo del cuerpo”, afirmó mientras mostraba su dedo meñique de la mano izquierda.

El Presidente constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, Andrés Manuel López Obrador, destacó la gran labor del C.P. Alfredo Harp Helú no solo como empresario exitoso, sino como un hombre con un gran compromiso social.

“Alfredo Harp es, sin duda, el principal promotor del béisbol en nuestro país. Eres un ejemplo, tienes dimensión social y cívica”, expresó el mandatario mexicano

El Salón de la Fama del béisbol mexicano estuvo en Monterrey por más de 40 años, pero no tenía una sede y fue cerrado, ante lo cual el empresario y filántropo Alfredo Harp Helú tomó la iniciativa y la responsabilidad de construir uno en la ciudad del norte del país, cuyo equipo Sultanes jugará este año como es costumbre en la liga de verano y se estrenará en la del Pacífico.

El presidente de México Andrés Manuel López Obrador en la inauguración del Salón de la Fama del béisbol mexicano junto al empresario oaxaqueño Alfredo Harp Helú.

“El béisbol es un poema no escrito y este edificio que hoy inauguramos es una prueba más de una familia comprometida por México que sabe Vivir y morir jugando beisbol.”, señaló el promotor e impulsor del beisbol nacional, quien explicó el proceso de construir el Salón de la Fama luego de tener el apoyo del Gobernador del estado de Nuevo León, Jaime Rodríguez, un aficionado del deporte.

Rodríguez mostró complacencia por tener en su territorio el recinto de los inmortales, que incluye a los más destacados jugadores, entrenadores, los mánager, árbitros y representantes de los medios de comunicación en la historia del béisbol mexicano.

La presidenta de la Fundación Alfredo Harp Helú Oaxaca, María Isabel Grañén Porrúa; directora general de la CONADE, Ana Gabriela Guevara; Javier Salinas y Omar Canizales, presidentes de la Liga Mexicana de Beisbol y Liga Mexicana del Pacífico, así como 33 leyendas de nuestra béisbol mexicano engalanaron con su presencia la ceremonia protocolaria de apertura.

Asimismo, atestiguó el acto el gobernador del estado de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa, quien señaló que “Oaxaca también estará presente en las paredes del Salón de la Fama, ya que ha dado a este deporte grandes peloteros como Vinicio Castilla, Jesús “Chito” Ríos, Gerónimo Gil y otros jugadores que se van abriendo paso para llegar a ser leyendas en el béisbol”.

Este inmueble, además de albergar a los más de 190 entronizados, recibirá a los futuros inmortales del beisbol nacional con la misma filosofía de reconocer públicamente el mérito de su gran aportación a este deporte.

El Salón de la Fama del Beisbol Mexicano tiene su nueva sede en las instalaciones del Parque Fundidora en Monterrey, Nuevo León, ingresando por la puerta 8. Se construyó en un área de aproximadamente 8 mil metros cuadrados y tiene alrededor de 14 mil metros cuadrados de construcción.

Para ello fueron utilizados 700 mil metros cúbicos de concreto, mil toneladas de acero en varillas de diferentes calibres y más de un millón de ladrillos en la edificación de muros y techos.

El uso del ladrillo para la construcción es con la finalidad de dar similitud y a la vez reconocimiento a los edificios icónicos de Monterrey, como la Cervecería y la misma Fundidora, ya desaparecida.

El principal símbolo del Salón de la Fama son sus cúpulas, que representan la cordillera de la Sierra Madre Oriental desde donde el Cerro de la Silla atestigua este gran proyecto que a partir de este miércoles continuará con su labor de honrar la memoria de los personajes más importantes del beisbol mexicano.

Al término de la ceremonia, Andrñes Manuel López Obrador y Alfredo Harp Helú cancelaron un timbre postal con motivo de la inauguración del Salón de la Fama y recorrieron el recinto.

En la ciudad de Monterrey Nuevo León.



Share Post