Esperan con miedo las redadas

Las advertencias del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de iniciar las redadas contra los inmigrantes indocumentados en las 10 ciudades del país se hacen realidad hoy.

El viernes pasado, Trump confirmó ante los reporteros de la Casa Blanca que se llevaría a cabo una “operación mayor” a partir del domingo.

“Nada que sea secreto. Comienza el domingo, y van a sacar a la gente y la van a llevar de vuelta a sus países”, sentenció el presidente.

Ante el miedo de “caer” en una de esas redadas que terminaría en deportación y por lo pronto separación de familias, muchos angelinos se abstienen de salir más de la cuenta de sus casas, e incluso, han renunciado al trabajo.

“Mi esposo tiene que salir a trabajar para pagar la renta, los ‘billes’ y la comida, si no, como vamos a sobrevivir. Lo hace por necesidad porque que tenemos mucho miedo de que ya anden por ahí”, expresó Karla, quien optó por no proporcionar su nombre.

Por su parte, Juan Ramón contó que por primera vez se siente mal por su situación migratoria.

“Me siento muy mal, me siento perseguido, a tal grado de que no puedo dormir. Es como vivir una película de terror. No soy mala persona, soy trabajador, ayudo cuando puedo a los demás. Soy buen hermano, hijo y amigo, pero las retóricas del presidente actual me hacen sentir muy mal”.

Josefina comentó que dejó su trabajo de cocinera por miedo a ser detenida por una de esas redadas.

“Nos están acorralando a tal punto que estamos dejando los trabajos. Yo lo dejé hace dos semanas por miedo. La sola idea de que separen a mi familia me aterra.

“Estoy buscando otra trabajito, como el de cuidar niños en casas particulares, es una manera de sobrevivir”, comentó. “Uno no puede dejar de trabajar porque hay que sacar adelante a los hijos, yo tengo dos y soy madre soltera”.

La operación de redadas se centrará en las ciudades de Nueva York, Miami (Florida), Houston (Texas), Los Ángeles y San Francisco (California), Chicago (Illinois), Atlanta (Georgia), Baltimore (Maryland) y Denver (Colorado), de acuerdo con fuentes oficiales citadas por la cadena de televisión CNN.

Reportes periodísticos aseguran que también los operativos incluirá deportaciones “colaterales” en las que los agentes pueden detener a inmigrantes sin estatus legal que no son objetivos previstos pero que se encuentran en la zona y en el momento del operativo.

Se estiman que unos 2 mil inmigrantes ya han recibido órdenes de deportación y que, en algunos casos, no se presentaron a las audiencias en los tribunales de inmigración.
En las últimas horas, grupos y ciudadanos opuestos a las redadas, han realizado manifestaciones en contra de Trump y sus políticas en estados como California, Washington, Utah, entre otros.