Apoyan a la Guelaguetza Oro con valentía

Por: Nora Estrada

Los Angeles.- Ni las recientes masacres que enlutan a la nación, ni el odio contra los hispanos, ni las amenazas de redadas de ICE, ni el intenso calor ahuyentó a las miles de personas que asistieron el pasado fin de semana a la Guelaguetza Oro 2019 en el Lincoln Park.

Líderes comunitarios, artistas y público en general coincidieron en señalar que el miedo es el peor enemigo del ser humano y que la valentía de los oaxaqueños es tan fuerte, como sus tradiciones.

La danza del Diablito

Luego de una semana que se registró un tiroteo en el Festival del Ajo, al norte de California, en el que murieron tres personas, otros dos más se agregaron a la lista de masacres, en esta ocasión en El Paso, Texas, que dejó 22 muertos; en en Dayton, Ohio, en el que fallecieron 10 personas, los asistentes a la Guelaguetza Oro promovieron el significado del nombre de la fiesta más importante de Oaxaca: compartir.

Los amantes de la cultura oaxaqueña llegaron al festival para divertirse, deleitar las comidas favoritas, con las que ofreció La Mayordomía, y disfrutar de los bailes folklóricos.

Leticia y Maria Alejo.

Los presentes compartieron positivismo y consejos entre sí para que los padres de familia eduquen mejor a sus hijos para evitar que caigan en malos pasos.

Los organizadores promovieron la participación en el CENSO 2020 y la ciudadanía.

Durante la festividad participaron 16 grupos de diferentes regiones de Oaxaca para exhibir sus tradiciones, vestuarios, danzas, costumbres, música, productos típicos, comida y artesanías.

Juana Ordaz y Maria Montes.

Mauro Hernández, presidente de la organización Oro, opinó que el hecho de que al evento gratuito acudieran familias enteras es una muestra de que la comunidad no vive con miedo.

“Vinieron familias enteras, personas de la tercera edad, padres, madres con sus hijos, jóvenes. No hay miedo. Hay confianza”, comentó. “Lo peor que nos puede pasar es tener miedo, si nos entra el miedo, estamos perdidos. Así como estamos de fuerte culturalmente, así de fuertes estamos. Tenemos mucha confianza en nuestra comunidad”.

El cantante Gregorio Saavedra.

Hernández dijo que también confía mucho en que la comunidad oaxaqueña va a participar en el CENSO 2020.

“Estamos pidiendo a nuestra gente que se registre al Censo que viene, que no tenga miedo”, dijo. “Le pedimos que en vez de esconderse, levanten la mano para apuntarse porque es lo mejor que nos puede suceder como comunidad y como sociedad”.

El cantante Gregorio Saavedra, quien cerró exitosamente la Guelaguetza Oro, dijo que los oaxaqueños se caracterizan por ser valientes y enfrentar las situaciones adversas.

El cronista Gabriel Martínez.

“Pienso que la  fuerzas y las ganas de lograr algo hace que la gente vea los problemas como algo pequeño. Lo importante es vencer el miedo antes que nada. Si uno  lo deja a un lado los miedos, como diciendo, eso no es importante, todo sigue mejor y uno sigue adelante por nuestros sueños”, añadió.

Para Susana Soto, de Puebla, comentó que a pesar de los pasados tiroteos y las adversidades, la vida sigue adelante, y qué mejor hacerlo que compartiendo en familia en eventos positivos para la comunidad.

Doroteo Olmedo y su familia.

“Los mexicanos nos reímos hasta de la muerte, así que con amenazas de la migra, la inflación, el sol, el calor aquí estamos. Ahora sí: ‘Lo que el viento le hizo a Juárez’”, expresó. “Claro, nos duelen las masacres y la perdida de vidas”.

Por su parte, Juana Ordaz, originaria de Oaxaca, dijo que uno de los mensajes que ofrece es educar bien a sus hijos, estar alertas en lo que afecta a los hijos y a prepararlos para saber enfrentar situaciones como masacres masivas.

El coreografo Aldo Cruz.

“Todos somos hijos De Dios. Todos somos iguales, y es el mensaje que demos transmitir a los hijos. Enseñarles a nuestros hijos a respetar al prójimo, a todas las culturas. Definitivamente la educación empieza en nuestras casas. Y por favor, no dejen a sus hijos jugar con videojuegos violentos”, dijo. “Los padres somos el mejor ejemplo”.

El cronista oaxaqueño, Gabriel Martínez, opinó que la comunidad del estado sureño de México está acostumbrada a enfrentar todo tipo de obstáculos.

El rico pan dulce de La Mayordomia.

“Este festival es un gran ejemplo de lo que aportamos a la sociedad. Es una forma de decir: ‘No tenemos miedo’ y de que somos parte de esta comunidad”, dijo.

Doroteo Olmedo dijo que cada año espera con ansias la fecha para asistir a la celebración.

“Y en esta ocasión, con mas razón. Sabemos de los tiroteos y odio a nuestra comunidad. Muchos han muerto víctimas de personas supremacistas, pero los oaxaqueños somos muy tradicionalistas y nos gusta celebrar nuestra cultura sin importar qué problemas existan, cuando es el momento de hacerlo aquí estamos presente”, comentó”. “No hay miedo. Hay que salir y que nos vean que aquí estamos”.