Asistencia de alquiler para los inquilinos y propietarios de casas particulares afectados por el impacto económico de COVID-19


* Todas las solicitudes deben ser recibidas antes del 31 de mayo de 2020.
* Llame al 2-1-1 para ver si califica, no desaproveche la oportunidad de ayuda.

Los Ángeles, Cal.- El Supervisor Mark Ridley-Thomas se está asociando con la Autoridad de Desarrollo Comunitario de Los Ángeles (LACDA) en un Programa de Asistencia de Alquiler de Emergencia de $1.8 millones financiado por el gobierno federal en áreas no incorporadas dentro del 2º Distrito del Condado de Los Ángeles, que incluyen Athens, Rancho Domínguez Este y Oeste, Florence Firestone, Ladera Heights, Lennox, View Park, Windsor Hills y Willowbrook.

“Uno de los elementos más perturbadores de esta pandemia ha sido su impacto en la estabilidad de la vivienda de nuestra región y de nuestra nación en general”, dijo el supervisor Ridley-Thomas. “Un número inimaginable de familias están luchando sólo para alimentar a sus familias. Debemos actuar con urgencia y compasión para apoyar a los residentes y dueños de propiedades a sobrellevar estas incalificables circunstancias. Estas subvenciones ayudarán mucho a mantener a cientos de familias alojadas”.

“El Programa de Asistencia de Alquiler de Emergencia COVID-19 creado por la Junta de Supervisores proporcionará un doble beneficio para dos segmentos de nuestras comunidades que están sufriendo”, dijo el Director Ejecutivo Interino de LACDA, Emilio Salas.

“Para los inquilinos que reúnen los requisitos de ingresos y que fueron afectados por la pandemia, proveerá un salvavidas para ayudarlos a pagar su alquiler”, agregó. “Para nuestra comunidad de propietarios, muchos de los cuales son proveedores de viviendas de alquiler para mamás y papás, les proporcionará ayuda para cumplir con sus obligaciones hipotecarias en las propiedades de alquiler”. La LACDA se complace en trabajar con la Junta, nuestras agencias asociadas y el 2-1-1 para poner en marcha este programa vital”.

La Ley de Ayuda, Alivio y Seguridad Económica contra el Coronavirus de los Estados Unidos, también conocida como la Ley CARES, otorga subsidios de asistencia para el alquiler de emergencia a los hogares que reúnen los requisitos de ingresos y que sufrieron una pérdida de empleo, un permiso o una reducción de horas o de salario como resultado de la pandemia.

En el Segundo Distrito, se ha asignado un millón de dólares para proporcionar a los inquilinos hasta 1.000 dólares para su alquiler mensual durante un máximo de tres meses. El condado de Los Ángeles ha contratado a la organización sin fines de lucro St. Joseph Center y HOPICS para administrar el programa.

Los inquilinos pueden solicitarlo contactando con 211 L.A., ya sea marcando el 2-1-1 o yendo al sitio web 211LA.org/covid-rental-help. Para calificar, los ingresos de un hogar antes de la pandemia no pueden exceder ciertos umbrales de ingresos – por ejemplo, $63,100 para un individuo, y $90,100 para una familia de cuatro. Todas las solicitudes deben ser recibidas antes del 31 de mayo de 2020.

Se han reservado 800.000 dólares adicionales en subvenciones para los propietarios de viviendas familiares para ayudarles a pagar la hipoteca de sus propiedades de alquiler. LACDA administrará el programa, que se lanzará el jueves 14 de mayo.

La Junta de Supervisores votó a favor de extender la moratoria de desalojo del condado de Los Ángeles hasta el 30 de junio de 2020, con la consideración de extensiones adicionales cada 30 días a partir de entonces. La moratoria se aplicará ahora a las áreas no incorporadas en todo el condado, así como en las jurisdicciones que no han aprobado sus propias ordenanzas de estabilización de rentas.

La financiación de estos programas federales depende de los datos del censo de los EE.UU., por lo que se anima a todos los residentes del condado a completar el censo de 2020 y ser contados. Además de enviarlo por correo, los residentes pueden completarlo en línea este año en: my2020census.gov.

Share Post