Bajas remesas reporta casa de envíos

Los Ángeles, Cal.- Las remesas han bajado tanto que solo un 30% de los clientes de algunas casa de envíos de dinero lo siguen haciendo, de acuerdo a propietario de negocio que se dedican a la transferencia de dinero entre México y Centroamérica.

Los expertos ya preveían una caída en las remesas de los inmigrantes a sus países de origen, por la pandemia que se vive en el mundo entero y que obligó al cierre de las economías, sin embargo, la crisis le ha pegado más fuerte a los inmigrantes quienes muchas veces no tienen medios ni siquiera para subsistir o llevar comida a sus hogares.

En muchas familias solo uno de los miembros tiene trabajo, les redujeron horas o prácticamente todos lo perdieron.

La familia de Margarita Mazas ha sentido el impacto al igual que muchos de los oaxaqueños quienes de la noche a la mañana se quedaron sin trabajo en los restaurantes o en las empresas donde laboraban, al inicio de la cuarentena.

Afortunadamente Margarita cuenta con su propio negocio de Envíos de Dinero, pero ella al igual que muchos pequeños negocios tuvo que cerrar por dos semanas, al principio de la pandemia. 

“Si a afectado mucho tanto que optamos por cerrar dos semanas, porque los clientes no tienen trabajo y no tienen como enviar dinero”, sostuvo durante una entrevista con Impulso.

Mazas dijo que ha tenido que lidiar con ciclos durante estos meses de cuarentena derivado del Covid-19 al ver caer sus ingresos de tal forma que no ha sido capaz de sacar completamente para la renta de su local.

“Las familias no están enviando las mismas cantidades a México o Centroamérica” argumentó tras indicar que todos los negocios a su alrededor la están pasando mal.

La empresaria oaxaqueña, Margarita Mazas.

“Estos meses de renta no dio para sacarla. Estoy metiendo de otros ingresos porque no quiero cerrar”, comentó Mazas quien dijo que el programa de moratoria de renta del gobierno local no le ayudó en nada porque el rentero le dijo que se podía atrasar pero que después de tres meses se tenía que regularizar.

“Daba lo mismo, porque tendría que pagarla de todas maneras”, señaló.

Aún esta emprendedora no se ha inscrito a ningún programa de ayuda para pequeños negocios, aunque dijo que ha escuchado de ellos.

“La razón es porque hay mucha personas que necesitan más ayuda, primeramente dios va mejorar esto”, argumentó tras opinar que el gobierno quizás debería directamente apoyar a los pequeños negocios.

“Deberían de apoyar automáticamente, porque ellos tienen la información de los tax (impuestos) y estamos al corriente. Eso sería una buena opción y realmente nos ayudaría, no importando el estatus migratorio, si es que quieren ayudarnos”, sostuvo.

Esta semana, en algunos lugares vecinos al condado angelino como Santa Ana y Anaheim informaron de darán un apoyo económico a los restaurantes para aliviar la crisis por la que están atravesando.

Solo el 12 por ciento de las empresas afroamericanas y latinas y el 25 por ciento de las empresas asiáticoamericanas recibieron préstamos de fondo de estímulo. En general, el 90% de las empresas fundada por minorías y mujeres quedaron excluidas del Programa de Protección de Cheque de Pago (PPP) dentro del programa de estímulo económico que otorgó el gobierno federal.

Según expertos, el proceso demasiado complicado para acceder por medio de la Small Business Administration (SBA) y el tiempo jugo en su contra, además de que otras empresas con hasta 500 empleados literalmente se tragaron los recurso dejando sin fondos al primer paquete de 350 millones de dls.

Share Post