!Hágase contar YA!


• Se acorta el tiempo para contestarlo en menos de un mes
• Nuestras comunidades no recibirán los recursos por 10 años sino se llena el Censo 2020

Responder al Censo es vital para todas las comunidades

Los Ángeles, Cal.- Si tienen vivienda y recibe su correspondencia, solo le toman 10 minutos para completar el Censo que asegurará que los fondos federales lleguen a sus comunidades para que tengan mejor acceso a recursos en salud, educación, infraestructura, representación política, etc.

A través de la campaña ¡Hágase contar! Líderes de la comunidad están animando a la población hispana a que llenen el Censo, porque de eso depende muchas cosas benéficas para ellos y para sus familias e hijos.

 “La obligación es responder y todas las comunidades lo deben hacer dijo John Yang, presidente y director ejecutivo de la organización de Asiáticos Americanos Avanzando en Justicia (AAJC por sus siglas en inglés) quien aclaró que el memorándum anunciado por el presidente Trump respecto a que los inmigrantes no van a ser contados, “es solo una distracción, pero lo verdaderamente importante son responder a las pregunta”.

Yang afirmó que no hay una pregunta de inmigración en el Censo y que todo sigue igual.

“Este (intento) no es otra cosa que alterar los números, para crear un set de datos completamente nuevo, en el cual se basaría el elemento más importante de nuestra democracia que es la representación en la Cámara de Representantes, señaló Arturo Vargas, director ejecutivo de la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Electos (NALEO).

Arturo Vargas de NALEO

“Es ofensiva y ridículo la negación de ese derecho. No hay forma de determinar el número de individuos que son indocumentados porque no hay pregunta de ciudadanía o estatus migratorio en el Censo”, afirmó el líder latino.

Vargas antes había señalado que el censo 2020 se enfrente a extraordinarias circunstancias como la Pandemia y a más dificultades puestas por el actual gobierno.

El memorándum enfrenta tres demandas de inconstitucionalidad en cortes federales, dijo Vargas durante una videoconferencia organizada por Ethnic Media Services el pasado julio 24.

“No entiendo a esta administración para forzar este trabajo en estas circunstancias cuando estamos cerca del cierre” indicó Vargas, al hablar que las tasas de respuesta a nivel nacional en la comunidad latina son inferiores al promedio nacional.

Por eso dijo que “es de suma importancia que cada persona que viva en este país conteste el censo, no importa su raza, su genero, su edad, si es indocumentados, ilegal, o residente o ciudadano, lo importante es que uno es residente en este país tiene el derecho de ser contado.

Tanto depende de  las cifras del censo, el poder político en nuestras comunidades, como los recurso que se distribuyen según las cifras de población a los estado y ciudades para todos los programas del gobierno de educación, salud, etc., pero también se usan esas cifras para servir bien a la comunidad, añadió.

“Por ejemplo, dijo, hoy estamos enfrentando una pandemia, si esas cifras no son correctas, las decisiones que toman los funcionarios también serán incorrectas por que no reflejan la realidad. Nos perjudicamos si no somos contados”, comentó Vargas .

Yang, presidente y director AAJC indicó que las formas del Censo son para que todos respondas y reveló que el 40% de la población asiática que incluyen chino, vietnamitas, coreanos, etc.,  no se cuenta en el censo, por lo que reconoce la importancia de las campañas para promocionar el voto entre las comunidades.

Jonh Yang de AACJ

“Es claro, la Constitución dice que todas las personas, no dice que sean o no indocumentados”, comentó al decir que es imperativo que las comunidades actúen por encima de las tácticas de miedo y de información errónea que se han utilizado.

“Deben responder sin importar el estatus migratorio” sostuvo, al indicar que bien lo pueden hacer en línea, por teléfono o en el papel.

Yang comentó que un estimado del Centro Pew señala que no contar bien a la comunidad latina en Texas, California y Florida podría hacer que perdieran un escaño en el Congreso.

Incluso dijo que los detenidos en los centros de detención también deben responder vía teléfono o Internet. “No importa su estado migratorio, deben contestarlo”, afirmó Yang.

En tanto Marilyn E. Stephens, gerente asistente regional de la oficina del Censo para el distrito del Sur señaló que hacer escuchar la voz es responder hoy al censo y comentó solo se necesitan 10 minutos para hacerlo.

“El censo continúa. Los que no han completado el censo les toma 10 minutos para los próximos 10 años que recibirán fondos y ayudas”.

En Florida, dijo la respuesta de la comunidad hispana es del 63 a 64%. Y en la ciudad de Miami, la tasa es del 50%. La comunidad se está organizando al igual que en Atlanta, comentó para mandar mensajes de texto para que participen más.

Néstor López, organizado del Censo en el condado de Hidalgo en Texas, dijo que no participar en el censo es hacerle más daño a la comunidad y que todos los condados necesitan representatividad política.

Nestor López, organizador del Censo en Hidalgo, Tx.

El Censo, indicó, tiene implicaciones en todo. “Necesitamos presupuesto para la educación, infraestructura y salud” indicó López quien reveló que la mayoría de los residentes en Hidalgo son indocumentados.

Karla Olvera Hilario de la oficina del Censo de California, dijo que han invertido 2 millones de dólares en un esfuerzo de contar a las poblaciones de nativos americanos quienes en un esfuerzo de protegerse del covid-19 han cerrado sus reservas.

El conteo para estas poblaciones dijo Hilario será más difícil si las reservas siguen cerradas. Como ejemplo dijo que en cerca de 20 tribus solo el 15% de sus miembros han respondido al censo.

Para en unos días, el 11 de agosto, si las personas no han respondido el censo, serán visitados por los encuestadores, comentó Varga de NALEO.

Dijo que el censo ha comprado millones de piezas en equipo de protección personal para protegerse, para ir a tocar a las puertas de los que no respondan, pero que es difícil ir a los apartamentos de los hogares latinos donde en muchos casos es imposible protegerse e implementar la distancia social en estas circunstancias (del Covid-19).

“Lo importante es recordar lo que representa ser contado, asegurar que nuestra comunidades reciban los recursos y la representación que merecemos, la única manera es ser contado, por eso nuestra campaña es ¡Hágase contar!”, sostuvo Vargas.

Recortan el termino del Censo, un shock para los gobiernos locales

El Censo había sido extendido para el 31 de octubre por la situación actual de la pandemia, pero ahora en un anuncio inesperado el pasado lunes 3 de agosto el director de la Oficina del Censo (Bureau), Steven Dilingham anunció que terminará el 30 de Septiembre en menos de un mes.

Como respuesta, el condado angelino a través del supervisor Ridley-Thomas presentó una moción de urgencia para garantizar un conteo del censo justo y exacto.

En la moción que presentó el supervisor se indica que se deben tomar medidas inmediatas para elevar las inquietudes del condado de Los Ángeles para garantizar un recuento del censo justo y preciso.

“Específicamente, la moción ordena al Director Ejecutivo del Condado de Los Ángeles que envíe una carta de 5 firmas al Departamento de Comercio de los Estados Unidos, a la Oficina del Censo (Bureau) y al liderazgo del Congreso de los Estados Unidos expresando estas preocupaciones. También ordena al Consejo del Condado que supervise la orientación de la Oficina con los plazos de recopilación de datos y que presente o se una a los litigios para oponerse a la decisión de la Oficina”, se explica en un comunicado.

“Uno de los derechos más importantes que tenemos es nuestro derecho a votar que tanto nos costó ganar, un derecho integral de nuestra democracia y directamente relacionado con los resultados del Censo. Así que debemos asegurarnos de defender a todos para que sean contados ”, dijo el Supervisor Ridley-Thomas. “Estar menos contado es estar subrepresentado y estar subrepresentado es estar subfinanciado; no podemos perder de vista lo que esto significa para el Condado de Los Ángeles”.

El 3 de agosto, el Director de la Oficina, Steven Dillingham, anunció que el Censo concluiría el Seguimiento sin respuesta (NRFU) y las entrevistas en persona el 30 de septiembre, en lugar del 31 de octubre. Este anuncio fue un shock para los gobiernos locales, ya que la fecha límite establecida en octubre para la recopilación de datos fue determinada en abril de 2020 por la Oficina. Esta fecha se extendió anteriormente debido a los desafíos persistentes de la pandemia de COVID-19. Sin embargo, el período de recopilación de datos ahora se está acortando por razones desconocidas.

Un conteo completo y exacto del censo es crucial para asignar más de $ 675 mil millones en recursos del gobierno federal para los residentes en los Estados Unidos. Históricamente, la amplia y diversa circunscripción del condado de Los Ángeles ha sido difícil de medir con muchas poblaciones de difícil acceso, incluidas las personas sin hogar. Por lo tanto, se deben tomar medidas prudentes para garantizar que todos los residentes estén igualmente representados en todos los niveles de gobierno, lo que también afecta el ajuste de los distritos electorales.

Esta línea de tiempo reducida del Censo sigue un memorando presidencial reciente que excluye a los no ciudadanos de la asignación del Censo, presentando más barreras para la asignación justa y la representación equitativa para los residentes de Angelinos y Estados Unidos”, indica el comunicado.

Sin embargo, el memorándum que pretende excluir a los no ciudadanos del conteo no puede entrar en vigor porque además de ser anticonstitucional, en la hoja del Censo no existe ninguna pregunta respecto al estatus migratorio, por lo que todos debemos contestar el Censo sin ninguna preocupación o temor.

Share Post