Prohiben la venta de bebidas azucaradas y comida chatarra a menores de edad en Oaxaca

Con 31 votos a favor, la Sexagésima Cuarta Legislatura del Congreso Local aprobó la iniciativa de ley con la que se prohíbe la venta de bebidas azucaradas y comida chatarra a menores de edad.

Con la aprobación del dictamen con proyecto de decreto se adiciona el Artículo 20 Bis de la Ley de los Derechos de Niñas Niños y Adolescentes del Estado de Oaxaca, los menores de edad no podrán adquirir bebidas azucaradas.

Los legisladores opinaron que la medida representa un gran avance en materia de salud pública.

Para este dictamen se tomó  en cuenta que la mala alimentación es la causa fundamental de las epidemias de sobrepeso, obesidad y otras enfermedades crónicas del país.

También le atribuyen a la mala alimentación que desde el 2016 México está bajo emergencias sanitarias por sobrepeso, obesidad y diabetes mellitus, siendo el sector infantil el más vulnerable.

Los legisladores coincidieron en  que la reforma se basa en diversos estudios científicos realizados en México y en otras partes del mundo y que revelan que seis de cada diez muertes de mujeres y hombres en la población se atribuyen al consumo de bebidas azucaradas en adultos de menos de 45 años.

“Consideramos necesario unir fuerzas y actuar de forma urgente, con un enfoque puesto en las poblaciones más afectadas para garantizar una vida saludable para todos los niños y niñas”, expresaron. 

Sin embargo, los pequeños comerciantes y dueños de misceláneas se mostraron preocupados porque dijeron: “Esto es un golpe a los que menos tienen porque ahora ya no podemos vender los dulces para las fiestas a los niños, o ¿qué les vamos a regalar cuando vengan las fiestas decembrinas? Esto mas bien parece un arreglo para ayudar a las grandes tiendas o a las grandes empresas trasnacionales quienes siguen vendiendo sin distinción”

Don Emiliano, otro dueño de miscelánea, opinó: “Esto mas bien es para que primero los pobres mueran porque dependemos de los normalmente de los jóvenes que compran refrescos de la venta diaria de refresco.

“Si es cierto que hay mucha obesidad, pero eso viene desde el hogar, de cómo los padres eduquen a sus hijos, pero normalmente a los chamacos para premiarlos se les da un dulce, y ahora ¿Les daremos un rábano o una manzana?

Sin embargo, debido a las manifestaciones de rechazo por parte de diversas cámaras empresariales a la prohibición de la venta y consumo de alimentos y bebidas chatarra, los legisladores dijeron  que la reforma no afectará a las pequeñas tiendas de abarrotes.

“Esos comercios podrán continuar normalmente la venta de esos productos”, opinaron.

Aclararon que la única limitación es que no podrán hacerlo a menores de edad, como ocurre actualmente con la venta de los cigarros y las bebidas alcohólicas. 

La reforma al Artículo 20 Bis de la Ley de los Derechos de Niñas Niños y Adolescentes, establece:  La prohibición, distribución, donación, regalo, venta y suministro de bebidas azucaradas y alimentos envasados con alto contenido calórico a menores de edad.

El ordenamiento jurídico también prohíbe la instalación de máquinas expendedoras de golosinas y refrescos en toda la entidad, así como la venta y suministro de bebidas azucaradas y alimentos envasados de alto contenido calórico en escuelas públicas y privadas de educación básica y media superior.