California para temporalmente desalojos de miles de inquilinos

• Legislatura aprueba la ley AB3088
• 4.3 millones de inquilinos tienen poca confianza de poder pagar la renta

Los Ángeles. Cal.- Aunque no es su propuesta la AB1436 que el asambleísta David Chiu quería que se aprobara para ayudar a miles de inquilinos californianos que enfrentan el peligro de ser desalojados por no poder pagar la renta debido a la pandemia, por lo menos la madrugada del pasado lunes 31 de agosto la legislatura de California aprobó la ley AB3088 que pone una nueva moratoria hasta el mes de enero del 2021.

La nueva ley que entró en vigor inmediatamente para dar un alivio a 17millones de inquilinos californianos, fue considerada por el legislador como no perfecta pero es la mejor que pudieron aprobar temporalmente.

Indicó que su propuesta AB1436 fue impulsa con un conjunto de organizaciones progresistas y que era mucho mejor que la AB3088 para los inquilinos, “pero las consecuencias de no hacer nada es mucho peor” por lo que a media noche de lunes fue aprobada.

“No podemos dejar que haya  un desalojo masivo”, sentenció Chiu quien señaló que “hay mucha gente que no ha podido pagar el alquiler” y que la moratoria había llegado a su fin, levantándose el pasado martes 01 de Septiembre.

Mencionando un estudio dijo que 4.3 millones de Californianos tienen muy poca confianza de poder pagar la renta, después de que la moratoria se levantase.

Durante una conferencia organizada por Ethnic Media Services el pasado miércoles 2 de septiembre, el legislador dijo que la culpa no es de los inquilinos de no poder pagar la renta en estos momentos de una pandemia y que la solución no son los desalojos.

Puso en contexto que California antes del Covid-19 ya estaba pasando por una crisis de vivienda y de afectaciones a miles de inquilinos que no podían pagar los altos costos de la renta.

Mencionando un estudio de la Universidad de California Berkeley, dijo, que más de la mitad de los latinos (55%) y 54 por ciento de los afroamericanos están teniendo problemas con los costos de la vivienda. Además de que los afroamericanos son de las gentes que más están en las calles.

Aunado a eso más de tres cuartas partes de los novecientos trece mil lugares de color están siendo afectados por Covid-19.

Chiu explicó las fases de la pandemia en el impacto en la renta de los inquilinos; siendo la primera fase la de Marzo hasta finales de Agosto y la del 01 de septiembre al 31 de Enero del 2021.

En la primera fase de la pandemia dijo que los inquilinos no pueden ser desalojados y que se cambia a demanda civil los reclamos de pagos.

En esta fase dijo que el cambio es que los inquilinos tienen hasta el 31 se enero para pagar el 25% de la renta para no ser desalojados y el resto se pasa como una deuda con el casero.

Las reglas

Para que un inquilino pueda tener derecho a no ser desalojado por el impago de la renta tienen que firmar una declaración bajo pena de perjurio antes del 5 de octubre, explicó. “Deben firmarlo (el documento) para evitar desalojos”, insistió.

En lugar de un aviso de 3 días de desalojo después del termino de la moratoria ahora tendrían 15 días, además protección para que no haya intimidación y reporte a las agencias de crédito.

También dijo que dentro de los próximos 5 meses no van haber ninguna ley en cuanto al pago del alquiler.

Precisó que los indocumentados sí califican para esta moratoria de desalojos. “La propuesta aplica para todos los californianos sin tener que ver su estatus migratorio”, afirmó.

Pero, Chiu, aclaró que los inquilinos no van a dejar de pagar la renta porque al final tienen que pagar toda la renta y que si no enfrentarían juicios civiles menores y posibles desalojos de los dueños de la propiedad.

Para estos últimos comentó que están trabajando con la ley de derechos de dueños de la propiedad que son aquellas personas que tienen de 4 a menos unidades antes de que enfrenten los foreclosure  (juicios hipotecarios).

Al respecto dijo que los bancos ejercieron cierta presión para no hacer más por los inquilinos y proteger y asistir a los dueños de propiedad.

“Si hubiera sido por mí, hubiera hecho más por los inquilinos, por que la idea es que la gente se pueda mantener en casa, más en esta pandemia”, indicó.

En la propuesta de Chiu (AB1436) se proyectaba un crédito tanto para los dueños de propiedad como para los inquilinos pero esto lo consideró difícil por el déficit que enfrenta California de 54 mil millones de dólares.

Además tampoco esta recibiendo el estado ayuda del gobierno federal, pues señaló que California ha estado pidiendo fondos a la administración Trump y no ha habido respuesta, por lo que esperan tenerla después de noviembre, ya con un nuevo gobierno que pueda ayudar al estado.

Mientras tanto Chiu considera importante que los inquilinos tengan representación legal en los juicios contra desalojos estimando que solo un 10% de ellos tienen representación contra un 90% de los arrendatarios.

“No hay representación y no es justo” comentó el legislador quien dijo que hasta el momento no hay ninguna ayuda de protección para los inquilinos comerciales, solo para los residenciales.

Chiu cree que la pandemia continuará después de los 5 meses de la moratoria e igualmente la recesión por lo que continuarán tomando acciones.

A la pregunta de ¿qué pasará con la gente que no tienen el 25% de la renta? La respuesta de Chiu fue que él sabe que habrá gente de menos ingresos que no podrán pagar eso.

“Quisiera tener una continuación de la moratoria, pero no resultó, pero si la economía no se recupera para el 31 de enero, la solución sería que el gobierno federal mandara ayuda para esa gente”, fue la respuesta.

Por su parte el secretario de comunicación de Agencia de Vivienda de California, Russ Heimerich comentó que estarán lanzando una campaña de información para los inquilinos en 5 de los principales idiomas como español, chino, vietnamita, etc.  para que se informen sobre la ley AB3088. 

Share Post