El arte y la cultura enfrentan la peor crisis en tiempos de Covid-19

• Esperan estímulos como parte de la reactivación, aunque ni siquiera saben cuándo podrán reabrir.

Los Ángeles, Cal.-Kristina Wong se considera afortunada pues dijo que es parte del 1% de los artistas que están recibiendo ingresos para sobrevivir en medio de la pandemia.

Pero esos ingresos son combinados de su trabajo en escuelas, de un crédito otorgado de la Asociación de Pequeños Negocios (SBA por sus siglas en inglés)- el cuál espera no tener que pagar- y de un fondo de un grupo de cocedoras que hacen mascarillas para los indios nativos Navajos, así como para los campesinos, los que están apagando los fuegos en California, los detenidos en cárceles y los detenidos por ICE.

Wong es comediante y tuvo que cancelar su show político sobre las elecciones en el mes de marzo a media hora de la puesta de escena.

La comediante se presentaría en un colegio comunitario en Sacramento, pero dijo que todos recibieron un mensaje de texto de suspensión 30 minutos antes del show.

El tour del show que iría a Nueva Inglaterra, y otros lugares fuera del país, no resultó por la pandemia. “He perdido mucho trabajo por los cierres de teatros, por las universidades, que son las que más ayudan al arte” comentó la artista quien indicó que algunos de esos lugares todavía la han ayudado con ciertos contratos que ha logrado negociar.

Actualmente Wong literalmente duerme en el set donde su presentación es para una audiencia virtual.

“Esto es lo que hago desde mi casa”, dijo la artista después de presentar un fragmento de su obra cómica (sketch) sobre las elecciones desde su casa, en medio de cajas con  vestimenta de su caracterizaciones, objetos y unas luces que simulan un pequeño teatro.

“Estoy viviendo encima del escenario, proactivamente ha sido una pesadilla, pero el contenido del show es esto”, dijo al indicar que ella misma ha elaborado su propia escenografía para adecuarla a su casa con una maquina de coser de Hello Kity.

La artista narro que la primera semana de la pandemia hizo mascarillas, que luego de seis meses, se ha convertido en un escuadrón de tejedoras.

“Antes hacíamos disfraces (para el teatro) ahora hacemos equipo médico”, dijo justificado que todavía hay comunidades que no tienen acceso a equipo de protección como las indígenas, entre ellas las de los Navajos.

“Es difícil en teoría ir desde Los Ángeles hasta ahí, pero les llevamos utensilios de higiene”, dijo al momento que indico que están creando un grupo con voluntarios de su comunidad asiática que ahora trabajan para mantener la salud mental y trabando desde casa y por zoom para responder a la situación.

Lo mismo le está pasando a otros artistas y productores artísticos quienes han tenido que cancelar todo lo que han estado haciendo y ahora están trabajando en programas digitales tal es el caso de José Luis Valenzuela, director artístico del Centro de Teatro LA, quien dijo que si en muchos casos no se logra dinero con los teatros en vivo, es mucho peor con el teatro digital.

“La realidad es lo que estamos pasando. Mi preocupación es que muchas de las pequeñas compañías no van a sobrevivir la crisis porque ni siquiera sabemos cuándo podremos reabrir”, dijo.

Y explicó que él está trabajando con una beca para ayudar a su grupo de 14 artistas a sobrevivir durante los últimos 3 meses, pero que lo más que pueden recibir son 20 mil dólares anuales.

“Cuando uno pide una beca lo más que uno puede recibir grupalmente es 20 mil dls, por ejemplo que es lo que recibo del condado al año, si la luz me cuesta 10 mil al mes, el seguro, limpieza y otros, es muy difícil”, lamento el director.

De acuerdo a la Americans for the Arts (AFTA por sus siglas en inglés) aproximadamente el 94% de los artistas e interpretes o producciones han visto caer sus ingresos. Todos ellos se estima han tenido una perdida combinada de más de 12 mil millones de dls.

A nivel local, hasta agosto, 241 organizaciones artísticas sin fines de lucro respondieron tener un impacto financiero de más de 20.1 millones.

Valenzuela quien trabaja en la UCLA en una iniciativa de teatro latino, indicó que las compañías teatrales son muy pocas y mucho menos las compañías de las comunidades de color . “Creo que son dos o tres compañías asiáticas, y cuatro latinas en una ciudad con un 52% de población latina”, explicó.

“Normalmente las compañías teatrales de gente de color sobreviven con lo que hacen al día”, comentó al indicar que los teatros latinos son importantísimos pero dijo no saber cómo van a sobrevivir a esto”.

“He tenido juntas con directores pero se está haciendo más difícil, en Los Ángeles, (que es una cuidad grande), estamos un poco mejor en comparación con compañías latinas en el resto del país”, apuntó mientras que dijo que las los teatros sobreviven en temporadas normales con entradas de 15 a 20 dólares por persona, que ahora donde se verán representadas.

“Las instituciones más grandes ofrecen nada para nuestras comunidades, si nosotros desaparecemos como una expresión cultural” dijo que pasará con las comunidades que tienen sueños y que para ellos la cultura es una forma de relacionarse con el mundo.

“Si nosotros no estamos aquí, qué van hacer estas comunidades”, dijo al momento de lamentar que los políticos no los ayudan.

Detallando que los políticos que ahora tienen 40 años o más no tienen ningún interés en la cultura porque realmente ellos nunca fueron al teatro o recibieron arte en las escuelas, por lo que no tienen nada de relación con el arte.

“Es difícil porque no se puede apoyar algo, porque nunca se les inculcó”, afirmó Valenzuela quien tiene más de 25 años trabajando en producciones teatrales.

Kristine Sakoda, Directora del departamento de Arte y Cultura del Condado Angelino  dijo a su vez que están trabajando con organizaciones en los que han puesto en escena virtural, pero que nada remplaza lo que hace una persona en escena.

“Nadie va a pagar por un video de arte o música”, estimó al hablar de que están trabajando con un modelo de suscripción de arte o teatro como una forma de innovar de una forma rápida un modelo que sea sostenible.

Sakoda reconoció que en Estados Unidos no se da tanto dinero a las artes como en otros países, y que lo que dan son una mezcla de recursos de la filantropía y del gobierno.

Dijo que es espera una especie de rescate del arte, pero que eso depende mucho de quién será el presidente a nivel federal. “Se que Biden esta tratando y a nivel estatal se está haciendo algo”, mencionó.

Con poco presupuesto, es que trabaja el artista y diseñador grafico Roberto Pozo quien vive en el Valle Imperial, un área doblemente impactada con la pandemia y por ser frontera entre Estados Unidos y México.

Pozo dijo que desde inicio de la crisis de salud fue un desastre en Calexico porque están lejos de las grandes ciudades y porque las disparidades son grandes en cuanto al impacto económico y el desempleo.

“El Valle Imperial no tiene grandes museos, ni establecimientos de arte y los pocos que tenemos son de multipropósitos.

Como pintor ya no quería pintar y lo que estaba pintando era de la pandemia”.

“Muchos de los proyectos de clientes estaban congelados por varios meses”, comentó el pintor al hablar que junto con la Coalición por la Justicia y la Igualdad se juntaron un grupo de 20 artistas para apoyarlos y poder elevar el espíritu de la comunidad.

Pozo señaló que el proyecto se basa en tres pasos siendo el primero un show virtual que piensan será del 28 de septiembre al 2 de octubre, en el que cualquier persona podrá acceder a un sitio web de una galería virtual del Valle Imperial.

El segundo es un proyecto de noche de poesía el 24 de septiembre y se empezara con esta serie de arte reactivo, en el que hay gente de todas las edades. Hay artistas que no los conocía pero ahora ya los estoy conociendo más, dijo el muralista al mencionar que  lo están viendo como innovación.

El tercero es que quieren hacer show de arte externo manteniendo la distancia y con la participación de artistas que tengan como tema el de la resilencia y la esperanza para el Valle Imperial.

“Si no tienen dinero hay un pequeño fondo para materiales para lo que necesiten”, dijo al detallar que dentro de la Coalición por la Justicia y la Igualdad quieren apoyar a los artistas y en general a la comunidad en problemas como el alquiler por ejemplo.

“Hay muchas disparidades por eso queremos darle a la gente esperanza, la mayoría de la gente habla español, pero no vemos el mensaje de ayuda”, sostuvo al hablar que su sector artístico no han recibido apoyos de sus gobiernos locales ni de prestamos.

“No estamos recibiendo nada”, reafirmó el artista.

Wong considera que lo bueno que está pasando con la pandemia es que las comunidades se está conociendo. “Antes no nos conocíamos, pero ahora nos conocemos” indicó al hablar de cómo los artistas y las mismas comunidades están solidarizándose con la gente de color y reconociendo su trabajo y aporte.

Share Post