Si pudiera juntar los recuerdos y armar este rompecabezas

Si pudiera juntar los recursos 
me ahogaría en un mar de sentimientos. 
volvería a ser niño,
volaría papalotes por las tardes

Recordaría que las colas de los meteoros 
eran pedazos de pantalones raídos 
que solo servían para almohada 

Volvería a andar con los pies descalzos
y me mojaría la cara con la lluvia limpia
que caía del cielo, emulando lágrimas 
de amores distantes 

Me sentaría en los troncos de los laureles 
que me acompañaban silenciosos 
cuando los amigos se quedaban castigados en sus casas,
y solitario y triste pero libre y loco deambulaba por la calles terregosas  de mi barrio antiguo

Si pudiera juntar los recuerdos
volvería al jardín enorme que me cobijo en sus brazos
cuando cada tarde junto con mis hermanas 
nos robábamos las granadas, los mangos y las guayabas

Tomaría agua entre los cuencos de mis manos 
Y me tiraría al suelo viendo las estrellas

Si pudiera juntar los recuerdos
no derramaría lágrimas de pena,
las estridentes cigarras y las ruidosas chicharras 
me arrullarían por las tardes invitándome a soñar
y en las noches, los grillos me cantarían canciones que 
hasta ahora recuerdo y me taladran el corazón.

Se fueron los juegos infantiles, las travesuras inocentes
se perdieron en el tiempo los amores de niño
los ojos vivaces de la chiquilla que a escondidas 
me mandaba besos ante el enojo se su padre.

Los recuerdos quedan, los amores se van
y en ese intento de seguir viviendo
en las noches frías de los días de invierno
se añora el abrazo de los seres que han muerto.

Ah! Si pudiera juntar los recuerdos
llenaría el mundo de suspiros quedos
abarrotaría las calles con mis lamentos
esperando que el tiempo armara este rompecabezas.


Se me escapó un día el ave canora
se fue un día el insecto travieso,
me quede esperando que volviera a mi lado
y me quede pensando cuando volvería.

Paso el tiempo y se fue con  el viento
llevándose todo lo que había soñado
me quede solo esperando 
y soñando que algún día el tiempo regresara.

Pasó el invierno y se fué la primavera 
Y el amor ansiado jamás llego a mi puerta.

En el ocaso del gloriosa tiempo
alcancé a musitar canciones del recuerdo,
cantando estaba cuando sin avisarme
la novia que tanto esperaba 
llego a mi vida, contagiada de alegría
cómplice de los recuerdos

Con amor y gracia me acogió en su seno
Y musitando al ciento me llevó con ella.  

Share Post