Fresno promete llevar las frustraciones de la pandemia y policiales a las urnas

El primer estudio de la era COVID de los votantes de Fresno encontró un sufrimiento generalizado debido a la pandemia, junto con la frustración por la vigilancia de la ciudad y una fuerte determinación de hacer algo al respecto, anunciaron investigadores de UC Merced y grupos comunitarios.

Los topógrafos de “Fresno Speaks 2020” se comunicaron con casi 2,400 votantes registrados en la ciudad para saber cómo están siendo afectados por el virus y evaluar su perspectiva sobre la seguridad pública, la reforma policial, el compromiso cívico como la votación y las principales prioridades de la comunidad.

Compartieron sus hallazgos en una conferencia de prensa a mediados de octubre.

El noventa y cinco por ciento de los encuestados dijeron que llevarán sus opiniones a las urnas el 3 de noviembre, como lo hizo el 78% en las primarias de marzo.

Dos tercios de los encuestados dijeron que COVID presentaba el mayor desafío de 2020, muy por delante del costo de la vivienda enumerado en un 8% o del crimen y la violencia, citado por otro 8% como su principal preocupación.

La mitad dijo que perdió el trabajo o que se redujeron las horas de trabajo debido a la pandemia, y al 23% le preocupaba que su hogar se quedara sin dinero en los próximos tres meses debido a esto.

Si el ingreso anual del hogar era menos de $ 25,000, ese porcentaje de personas preocupadas por la quiebra en el próximo trimestre aumentó al 36%.

Los votantes de Fresno están notablemente de acuerdo en los siete distritos de la ciudad en que el camino hacia comunidades más seguras no pasa por la contratación de más policías.

“Fresno Speaks 2020” contó con un 77.9% de apoyo en general para los funcionarios electos que abogan por la reforma policial. En toda la ciudad, ese sentimiento varió desde un mínimo de 71.6% en el Distrito 6 hasta 81.4% en el Distrito 4, encontró la encuesta.

“Los votantes de Fresno no creen que se lograrán vecindarios más seguros con un mayor financiamiento policial, que no se mejorará agregando más policías solamente”, dijo Pablo Rodríguez, director ejecutivo de Communities for a New California Education Fund.

“Cualquiera que piense diferente está muy fuera de sintonía”.

“Fresno Speaks 2020” encontró que los encuestados tenían el doble de probabilidades de ver oportunidades laborales para personas con antecedentes penales (30,4%) y oportunidades laborales para jóvenes (28,9%) como mejores formas de resolver la violencia de pandillas que dedicar más fondos a la aplicación de la ley (15,6%). Los programas comunitarios y de prevención de la violencia también ocuparon un lugar más alto, con un 18,4%.

A pesar de que Fresno es la quinta ciudad más grande de la quinta economía más grande del mundo, COVID expuso algunos problemas que, aunque no son exclusivos de Fresno, son graves.

El ingreso familiar promedio en Fresno es $ 47,189, muy por debajo del promedio estatal de $ 71,228, y el 26.9% de los hogares que viven por debajo de la línea de pobreza es más del doble del promedio estatal de 11.8%.

El porcentaje de hogares afectados financieramente por la pandemia es más alto entre los encuestados de ingresos más bajos, con un 60.5% de los que ganan menos de $ 25,000 citando la pérdida de empleo o la reducción de horas.

De los que ganaban entre $ 25.000 y $ 50.000, el 54,3% sufrió un golpe, al igual que el 43,2% de los que ganaban entre $ 50.000 y $ 75.000. Entre los que ganan $ 75.000 o más, los recortes afectaron al 33,4%.

La pandemia tampoco ha sido daltónica. Disminuyó el poder adquisitivo del 57% de los hogares latinx de Fresno, el 54,5% de los hogares afroamericanos, el 54,4% de los hogares asiático-americanos y de las islas del Pacífico y el 42% de los hogares blancos, informó la encuesta.

Un presentador, Naindeep Singh de Jakara Movement, admitió que la situación de Fresno es probablemente más grave de lo que muestra la encuesta porque el grupo de encuestados era solo de personas registradas para votar y con un teléfono, lo que probablemente excluye a algunos de los residentes más vulnerables de la comunidad.

La población de Fresno tiende a ser joven (el 28,8% son menores de 18 años) y el 49,4% es latina. Los asiáticos e isleños del Pacífico son el 13,7%, los afroamericanos el 7,6% y el 43,6% hablan un idioma diferente al inglés en casa. 20.6% de la gente en Fresno son inmigrantes.

Entre el 85,6% y el 92,5% de los encuestados, mejor que el promedio nacional, dijeron que han estado haciendo todo lo posible para frenar la propagación de COVID-19, como el distanciamiento social, el uso de máscaras en público y evitar las multitudes. Sin embargo, Fresno se convirtió en uno de los puntos calientes del coronavirus en el país.

Los investigadores atribuyeron algo de esto a la falta de cumplimiento de las regulaciones de salud y seguridad en las industrias agrícolas y empacadoras de carne, la falta de transparencia en la forma en que los funcionarios locales usaron los fondos destinados a combatir la pandemia y la condición preexistente de los inmigrantes grandes y de bajos salarios de Fresno. mano de obra que opera sin una red de seguridad.

“Cuando se trata de la muerte, las poblaciones latinas y afroamericanas están sobrerrepresentadas”, dijo Venise Curry, de la Mesa de Participación Cívica del Condado de Fresno. Con 29,000 casos de COVID y 424 muertes ya, dijo, “Somos uno de los puntos calientes”.

Señaló cómo la región ya lidia con el racismo social y ambiental que conduce a factores de comorbilidad del virus más altos, como diabetes e hipertensión arterial, derivados de las condiciones de vida que varían según la etnia.

“La mitigación y la solución provendrán de la colaboración de personas que entienden los problemas de justicia social y ambiental”, dijo Curry.

También se preguntó a los encuestados sobre cómo gastar mejor los fondos del impuesto al cannabis de la Medida A. Los más favorecidos aquí fueron “más programas de verano / después de la escuela”, con un apoyo del 41,9%. La mejora de calles y aceras obtuvo un apoyo del 29,7% y “más policía” un 16,6%. Otro 5,7% sugirió mejorar el servicio y las rutas de autobuses. “Otros” obtuvo un 6,1%. Estas preferencias se mantuvieron en los siete distritos de la ciudad, encontraron los investigadores.

Los encuestados también expresaron interés y fe en la participación cívica, con un 55% dispuesto a asistir a reuniones para buscar formas de contrarrestar el racismo, un 52% dispuesto a hacerlo en busca de asuntos educativos y un 50% con la esperanza de una reforma policial.