Los conductores son quienes defienden la Proposición 22 porque quieren mantener su trabajo


Nathalie M. una de madre en Los Ángeles, platicó que a ella le gusta trabajar como conductora con servicio mediante aplicaciones de móviles, como Lyft y Uber, porque tiene tres hijos pequeños a quienes debe cuidar.

“Me gusta usar Lyft y Uber porque en las mañanas puedo ir a dejar a mis niños a la escuela y después ir a recogerlos”, dijo la señora joven.

Dijo que al trabajar con un horario flexible “puedo disfrutar de estar con mis hijos, puedo dedicarles tiempo, ayudarlos a crecer”.

La señora Nathalie platicó en español. Dijo que la mayoría de las personas que conoce que trabajan con plataformas para móviles son latinas y algunas de otros grupos étnicos.

Dijo tener esperanzas en que el electorado apruebe la Proposición 22 pues así podrá conservar su trabajo con suficiente ingreso y continuar el cuidado de su familia, además de que la proposición ofrece servicios de salud y seguro ante potenciales accidentes o incapacidades.

De acuerdo con un estudio elaborado en Berkeley, en California hay alrededor de un millón de conductores por plataformas digitales y más de 900,000 de ellos aprueban la Proposición 22.

Esto es porque más del 80 por ciento de todos los conductores de aplicaciones trabajan menos de 20 horas a la semana y tienen otros trabajos y responsabilidades que les impiden comprometerse con empleos con horarios regulares.

De acuerdo con ese estudio, nueve de cada diez conductores que ofrecen sus servicios por plataformas quedarían desempleados si el electorado no aprueba la Proposición 22.

Sin embargo, en septiembre un panel de dirigentes sociales advirtió en conferencia virtual que los 900,000 conductores que necesitan aprobar la Proposición 22 son en su mayoría latinos, y en menores cantidades afroamericanos y asiáticos americanos.

Otra madre de familia, Honey R, quien trabaja con Uber en Santa Mónica, platicó que para ella también es muy importante la flexibilidad de horario porque tiene un hijo de 13 años de edad.

“Sin embargo, este trabajo para mí es muy importante porque tengo algunos padecimientos de Salud, que me impiden estar mucho tiempo de pie y mucho tiempo sentada”, dijo, así que trabajar con flexibilidad de horario es tan importante como la ventaja de tomar descansos cuando los necesite.

Ambas madres, Nathalie y Honey, y decenas de miles de conductores con diversas razones como las de ellas, necesitan que se apruebe la Proposición 22, pues por sus hijos y Honey por su condición les sería imposible cubrir horarios de ocho horas.

Por razones como esas es que la mayoría de los conductores prefiere la Proposición 22. Para Honey significa el trabajo que necesita y los servicios de salud que le son vitales.

Ambas explicaron en sus respectivas versiones que perder el trabajo que tienen como conductoras sería más devastador porque la pandemia generó un alto desempleo y les sería más difícil conseguir otro trabajo que les permita cuidar de sus hijos.

Share Post