Cualquier espacio sirve para pintar cuando existe el deseo: Herrera Gallegos

Oax.- La pasión por la pintura puede llegar a ser tan fuerte que no importa el lugar, puede ser una banqueta, la calle, un parque, la playa, la cocina o el patio, el solo hecho de sentir en la mano el pincel nadando sobre un lienzo blanco es motivo de satisfacción y de la liberación de los sentimientos que se encuentran encerrados dentro del pintor y que estalla como una  explosión de colores en una mañana soleada.

Y esto es cierto en el caso del pintor José  Herrera Gallegos, quien desde muy tierna edad, ya traía en las venas la afición por la pintura, comenta que desde los cuatro años se inclinó por los dibujos y colores, para que al llegar a la edad de los 17 años comenzara a cosechar  sus logros, porque desde entonces estando en la secundaria ya vendía sus pinturas, y desde entonces, también, vive del arte.

A más de cuatro décadas de vida, dijo: “La pintura me gusto desde siempre,  no estudié ninguna carrera, cuando te gusta lo vas desarrollando y en el camino me encontré dos o tres artistas de quienes aprendí algunas cosas,  no me llamó autodidacta porque es una palabra muy relativa y porque de alguien aprendes, además  ahora con el internet la mayoría tiene la facilidad de ver tutoriales, pero cuando yo empecé a pintar era más difícil desarrollarlo, porque en ese tiempo no tan fácilmente te enterabas de algún concurso o de más información ”.

“Fue difícil empezar a vender,  pero cuando empiezas a vender te vas enfocando en una técnica, una temática, te enfocas en una técnica y empiezas a desarrollar una especie de trazo y buscas que la gente diga: ‘ah esta pintura es de Herrera Gallegos’, que es el nombre con que firma sus obras de arte.

A la pregunta de ¿Cómo alguien puede marcar su estilo? El artísta repondió: “Yo pienso que te basas en cierto trazo en el caso de la pintura, una pincelada  en el caso de la acuarela  y aún  así el trazo tiene mucho que ver precisamente con eso, porque también en el grabado tu trazo lo definirá, cono cortas la madera para hacer una línea, por eso yo más bien pienso que es una cuestión más concreta, que es como un artista me decía , “es que a mí me conflictúa mucho el color ,por eso pinto solo en blanco y negro” , y también es válido y ahí va tomando ya su personalidad,  en blanco y negro, y por otro lado también está el asunto de las pinturas, alguien pudiera decir “yo uso este tipo de acuarelas o este tipo de marcas porque me dan un efecto que a mí me gusta” y de hecho también muchos pintores nos pasamos investigando sobre eso , mucho trabajo de campo.

El exitoso pintor oaxaqueño en su galería/taller.

 Mostrando unas serie de cartas de colores agrega, cuando ves estas marcas, estos pigmentos ves cuál te gusta más , no es lo mismo un rojo de una marca que de otra, y ahí vas tomando tu propia  teoría, hasta llegar a alcanzar lo que te gusta, hasta alcanzar ciertos estándares con lo que te gusta”.

Comenta que muchos pintores desisten o dejan la pintura porque no encuentran su estilo propio y les cuesta trabajo por diferentes circunstancias pero cuando alguien persiste y logra definirse es cuando empieza a tener éxito y empieza a vender, y para eso tienen que pasar muchos años, y algunos no lo logran, en el caso mío no niego que yo empecé a vender en la calle, pero eso me enseño que si yo lo puedo hacer cualquiera lo puede hacer, lo malo es que a la gente no le gusta persistir, no le gusta insistir, les gustan las cosas fáciles y de esa manera no se puede, indicó.

Al hablar de las causas de por qué muchos dejan la pintura, explicó que es entendible porque tambien tienen sus carencias, sus urgencias por obtener recursos, “como cualquier persona también los artistas aunque parezca que no, tienen a sus familias, también tienen sus problemas personales y tienen proyectos que no pueden concretar por la falta de dinero, pero el chiste es que a pesar de todo ello, -porque todos tenemos una vida convencional, con la ventaja de que el artista lleva una vida más desenfadada porque no tiene que ir a una oficina a checar una tarjeta o reportarse con un patrón por eso se ven más desaliñados, un poquito más libres, relajados, sin embargo esto es solo un estereotipo – el artista hoy en día tiene  que integrarse a toda a la globalización tecnología en el buen sentido de la palabra tampoco es para que te desvirtúes o desvirtúes tu trabajo  y ser respetuoso de tus propias convicciones y no depender de nadie como acabamos de comentar no tener ese paternalismo de que todo queremos que nos lo den, es bueno participar en los concursos o recibir una beca pero no esencial para la subsistencia más bien es poder obtener los recursos por la venta del trabajo y así no depender de nadie ni esperar nada del gobierno o de las instituciones oficiales como primera instancia”.

Reconoció que existe el riesgo que en la búsqueda del estilo propio y de los recursos económicos se puede caer en un estereotipo, y que puede que alguien encuentre que haciendo cierto tipo de dibujos llegue a vender se encasille en eso y diga “bueno hago unos cocodrilitos  o sapitos, les pongo  colores brillantes y la gente los compra, pero después de 20 años haciendo lo mismo puede uno darse cuenta de que ha desperdiciado mucho tiempo y que no ha evolucionado y ha caído en el conformismo”.

Reconoció como ejemplo sobresaliente y trascendente  al pintor juchiteco Francisco Toledo “porque ves su trabajo y es el estilo de él,  pero ves que es inmenso su trabajo de diferentes materiales,  diferentes investigaciones, proyectos y es impresionante, eso es lo que yo llamaría un artista completo, por eso trascienden, aparte de lo que hizo por el otro lado, altruista, y eso se debe a que un pintor o artista debe estudiar investigar y documentarse , en el caso de Toledo lo último que yo vi fué un  trabajo como de lana, de tapetes, en tercera dimensión  y nadie había hecho eso y el que lo haga le va aponer homenaje a Toledo porque ya dejó precedente”.

Lo que más le gusta pintar es la acuarela, y aunque sigue investigando le gusta que ya mucha gente lo reconoce como  acuarelista, le gustan mucho los medios acuosos, y refiere que ahora con el boom de las redes sociales se puede acceder a diferentes concursos festivales, exposiciones y bienales aunque  lamentó que en Oaxaca no haya ese tipo de actividades, claro reconoció que es por el momento debido a la crisis sanitaria, pero a pesar  dijo, de que Oaxaca es un estado, muy cultural y tiene mucho quehacer artístico,  tambien a nivel nacional no hay este tipo de encuentros o festivales internacionales de pintura específicamente.

Debido a que ha recorrido diferentes países ha aprendido de las experiencias de estos y se dio cuenta que por ejemplo en Sudamérica la gente no vive del arte, debe de tener otro trabajo alterno, pero aquí en México  sí se puede vivir del arte a pesar de los recortes presupuestales a la cultura como ha sucedido recientemente, pero se necesita tener una amalgama de cosas que se juntan aquí en Oaxaca,  que somos afortunados los artistas, pero en general en México el hecho de poder vivir del arte demuestra que no estamos tan mal económicamente hablando, vas a Argentina, Venezuela ni se diga, Bolivia o Chile que es el mejor país posicionado económicamente en Sudamérica,  pero a pesar de eso, el artista no puede vivir del arte, como consecuencia de los malos gobernantes, la alta corrupción y el mal manejo de los recursos.

Lamentó que todavía el arte se vea como algo prohibitivo aunque sea para admirar, que las personas no entren a una galería de arte porque lo ven como un restaurante de lujo, “no entro porque todo es muy caro” pero en realidad no estás obligado a comprar, puedes entrar a admirar las pinturas, y no tienes  que comprar nada, además que a los niños no se les enseña a apreciar el arte pictórico, y comenta el hecho de que en la galería Estampa,  donde el expone y vende sus pinturas junto con otros seis  pintores, nunca haya llegado un grupo de escolares a ver las pinturas o que algún maestro como parte de la enseñanza sobre ciencias sociales o antropología humana les deje de tarea visitar una galería y hacer una tarea sobre el tema.

En cuanto a sus logros refirió que sigue habiendo festivales en todo el mundo, muchos de ellos de manera virtual y que este año está participando en tres diferentes  para terminar el año con algún logro  a diferencia del año pasado que  fue bastante bueno porque  tuvo dos  primeros lugar en el extranjero en concursos de acuarela, además este año está participando en un evento internacional que se hace con la Asociación de acuarelistas  de Japón, otro que estaba planeado para este año en Inglaterra, pero debido a la crisis de salud se pospuso, pero habrá que esperar.

Para pintar no cuenta con un estudio formal, porque un estudio requiere planeación, requiere mucha luz y un amplio espacio, “pero para pintar puedes poner las cosas en el piso, y el caballete aunque es importante puede ser cualquier pedazo de madera adaptado  donde puedas poner  tu bastidor, tu papel o  el lienzo que vas a pintar, eso es todo, pero yo pino donde me acomode, a veces pinto en mi casa, en la calle , aquí en la galería, a veces me voy a un café, incluso pinto fuera de mi casa o estoy en el techo, en mi asiento, o en la cocina, o cuando viajo pinto, hasta en la playa, lo importante es estar cómodo.

Recomendó a los jóvenes pintores que están en proceso de formación “que se dediquen al estudio y a la investigación propia porque es cierto que la escuela da una formación y un documento pero la realidad al salir es diferente y se requiere mucho esfuerzo y conocimiento para poder sobresalir, enfatizó que se quiten esa idea de ser famosos, porque   aunque si es posible, deberán de pasar por una largo proceso, además les sugirió  que sean humildes y que no piensen que el artista es como un ente sobrenatural que estas en el  limbo, no,  el artista es un ser común y corriente, una persona humilde,  una persona que también sepan compartir lo que sabe,  sus conocimientos, porque lamentablemente  existen algunos que se sienten seres intocables y no quieren compartir nada”.

Y sugirió a los jóvenes estudiantes “que nunca desistían de sus aspiraciones, si insisten como ya lo comenté, el 80 por ciento del éxito es nada más insistir, insistir, eso es todo, el veinte por ciento es que te pase algo extraordinario, que algún artista famoso te haya conocido por accidente y diga, ah eres un buen artista, bueno te voy a lanzar a la fama, pero eso es muy relativo, todo éxito consiste en picar y picar piedra y en tocar muchas puertas, investigar e insistir, esa es la clave del éxito”.