Se estima que de 30 a 50 millones de votantes irán a las urnas

• Los resultados iniciales de las votaciones no predicen los resultados finales, experto.
• No se espera que la elección presidencial llegue a la Corte Suprema, a menos que haya problemas legales legítimos.

Los Ángeles, Cal.- Las estimaciones de votantes que llegarán a las urnas en el día de las elecciones será de 30 a 50 millones después de registrarse un récord de voto por correo, dijo el doctor Nathaniel Persily, del proyecto Elecciones Saludables de la Universidad de Stanford durante una conferencia de Ethnic Media Services el pasado martes 27 de octubre.

El Dr. Persily habló de que pasaría si no hay un claro ganador para el 4 de noviembre en las elecciones presidenciales de este próximo martes 3 de noviembre, destacando que no sabe si la elección será decidida por la Corte Suprema, porque depende lo de cerca de los resultados.

“Todo depende si hay problemas legales legítimos, ni siquiera en las votaciones del 2016 que fueron tan cercanas no tuvimos que llegar a la Corte Suprema”, confió el experto al indicar que estas elecciones son muy diferentes a otras elecciones.

¿Y qué hace que estas elecciones sean diferentes a otras?, dijo y se respondió que la cantidad de personas que han votado por correo y que son dos veces más alto que las de hace 4 años.

“No todo el mundo va estar votando por correo, pero 82 millones han solicitado sus balotas por correo”, indicó al explicar que esas balotas van hacer despropocionalmente de parte de los demócratas.

“Nunca ha habido tal sesgo”, comentó al añadir que el voto temprano sería de l 60 al 75% antes de las elecciones. 

Los mayores problemas indicó serían en cuanto a las balotas. “Tenemos que recordar que habrá de 30 a 50 millones de personas que van estar votando en los lugares de votación y esos lugares van a ser diferentes”.

Aclaro que mucho de esos lugares que antes se usaban como centros de votación ahora ya no serán y va haber centros de voto con colas muy largas asiduamente, pero si hay espacio entre cada votante de 2 metros no habrá muchos problemas.

Sin embargo, dijo que también habrá menos votantes y menos personas trabajando en esto lugares, “pero todo esta muy polarizado, el ambiente político, es como si la gente estuviera buscando problemas y va haber reacciones de manera dramática o intimidación en los lugares de votación”.

Siempre consideró el experto que habrá problemas y lugares con filas largas y máquinas que no funcionan, y ahora, trabajadores que no llegan por estar enfermos porque anteriormente eran personas de más de 60 años los que usualmente trabajan en el proceso electoral.

Estimó que habrá gente menos experimentada, porque quizá el entrenamiento en algunas jurisdicciones sería menos de lo que debería de ser, debido a la pandemia que todo se está haciendo de manera virtual y eso sería difícil para entrenarlos.

“Tal vez habrá peleas entre votantes cuando se les pida que se ponga las mascaras, y otros que no se las quieren poner o problemas entre ellos y problemas de intimidación, pero no enfocarse en estos problemas aislados”.

El Dr. Persily al hablar de cómo los medios de comunicación deben de cubrir el proceso electoral, dijo que los resultados iniciales de las votaciones no predicen los resultados finales.

“Lo que hace una elección es la certificación por parte del oficial en jefe de elecciones en el estado”, resaltó el ponente.

Y aunque admitió que estamos en una sociedad impaciente. “Todos van estar buscando los resultados, pero el tema clave es cómo en la elección presidencial lo esta llevando el presidente actual porque hay estados que ya casi han reportado todo, pero hay otros que solo cuentan(los votos) en el día de las elecciones”.

El profesor de leyes de la prestigiosa Universidad Stanford dijo que si hay una elección demasiado estrecha en votos de ambos partidos vamos a tener que esperar para los resultados oficiales.

Sobre la pregunta si podría terminar la elección presidencial en la Corte Suprema, Persily dijo “no sabemos, depende de lo cerca que estén lo resultados. Todo depende si hay problemas legales legítimos, pero si no siquiera en las votaciones del 2016 que fueron tan cercanas no tuvimos que llegar a la Corte Suprema’, estimó que quizá no se llegue a tal punto.

Dr. Nathaniel Persily, del proyecto Elecciones Saludables de la Universidad de Stanford.