jueves, septiembre 23, 2021
spot_img
HomeCaliforniaLas vacunas contra covid-19 son urgentes, necesarias y seguras

Las vacunas contra covid-19 son urgentes, necesarias y seguras

Los Ángeles, Cal.-La distribución de las vacunas para covid-19, los desafíos, junto con su despliegue tan lento fueron abordados por dos experimentados doctores en medicina quienes indicaron que la gente que decida no aplicarse la vacuna será terrible para él, su familia y en general, porque saben que éstas son efectivas contra la pandemia.

El doctor Robert M. Wachter, distinguido profesor en ciencia y medicina de la facultad de la Universidad de California en San Francisco (UCSF) aclaró que una vez que las vacunas fueron presentadas a la FDA, se hicieron los estudios y se aprobaron totalmente las vacunas en el caso de Pfizer- BioNTech y Moderna.

Hasta el 28 de diciembre pasado había en los Estados Unidos ensayos clínicos en la fase 3 en otras vacunas como la AstraZeneca, Janssen y Novavax.

Pero al momento, solo Pfizer y Moderna están autorizadas y “hay que asegurarles a las personas que son seguras y ahora hay que distribuirlas, hasta el momento nada que sea preocupante ha pasado y no hay problemas mayores”, dijo el doctor Wachter durante una conferencia de prensa realizada por Ethnic Media Services el pasado 13 de enero.

A mediados del mes, el país tenía 20 millones de dosis de la vacuna moderna y solo se habían distribuido 5, dijo el doctor William Schaffner, profesor de medicina preventiva en el departamento de  Política  de Salud en la división de enfermedades infecciosas de la Universidad y escuela de Medicina de Nashville, Tennessee.

El galeno dijo que a pesar de eso, ha habido muchos triunfos que no se han reportado, pero también problemas a nivel nacional y local.

“En lo nacional, ha habido mucha incertidumbre en cuanto a la llegada de la vacuna, no se sabe cuándo van a llegar y a veces llegan tarde, a veces llegan con menos dosis de las anticipadas y  las vacunas de Minnesota llegan a Tennessee, ha habido ese tipo de problemas logísticos, comentó.

A nivel local, uno de los desafíos mas grades es que la vacuna de Pfizer requiere que estén en un nivel muy bajo de frío, que este congelada, y ésta vacuna solo se puede distribuir en los centros médicos por el tipo de materiales que tienen que estar a un nivel muy bajo de temperatura, y esto ha sido todo un problema para las vacunas”, indicó.

El doctor Schaffner explicó que en algunos lugares pensaron que era una temporada de gripe y no estaban preparados de ninguna manera, por lo que los trabajos se han hecho mucho más lentos.

Para el doctor Wachter la lentitud y la mala coordinación para aplicar la vacuna no le ha sorprendido.

“No me sorprende que las cosas no las estemos haciendo bien porque las únicas cosas que hemos estado haciendo bien con esto del Covid es descubrir la vacuna, pero no hemos tenido tiempo de ver la parte sociológica, política, los componentes que tienen qué ver con el tema de la evaluación”, indicó.

“Uno se daba cuenta que esto iba estar mal con la administración (pasada) porque es más complicado que distribuir la vacuna contra la gripe.

Nos hubiéramos beneficiado de un plan a nivel nacional y de todas las partes, para asegurar que la vacuna vaya de quien la fabrica a una caja de FedEx (entrega de paquetería) y, a su destino, a un lugar central de California, pero salió mal esa última milla, porque no había un plan nacional y los estados estaban haciendo sus cosas por su cuenta y no se dieron cuenta de la complejidad del proceso”, manifestó.

Además, se dieron muchas responsabilidades a las instituciones locales y muchas de ellas no sabían lo que estaban haciendo, dijo el experto.

“Eso es lo que pasa cuando falta una guía a nivel nacional, a veces, da muchos problemas y eso es lo que hemos visto”, afirmó Wachter,  tras indicar que se debe dar prioridad a los grupos de color que son los que están sufriendo, pero hasta el momento eso no se ha hado o al menos las respuestas no lo han dejado convencido.

También piensa que debe haber más esfuerzos, aunque el Congreso recientemente aprobó mil millones de dls cuando lo debía haber hecho hace dos meses cuando se sabía que ya se iba a tener la vacuna, sostuvo.

Para Wachter es un escándalo en dónde nos encontramos con la implementación de la vacuna, ya que a nivel nacional solo se habían suministrado el 30% de las dosis. “Es un número que representa millones de personas que ya deberían de haber recibido la vacuna ahora o hace 10 días, y que esas personas ya estuviera protegidas, hasta cierto punto.

“Pareciera que no nos damos cuenta de lo que pasa, que algunas personas se van a enfermar o morir”, dijo al pedir que se imaginara uno si esto hubiera sido Pearl Harbor o los ataques del 9 de Septiembre con gente muriendo a diario.

“El desarrollo de la vacuna y su distribución, lo veríamos como una emergencia por ser un proceso rutinario que lo deberíamos de haber hecho bien y que ahora no esta funcionado”, lamentó.

Pero para el doctor no hay nada que no se pueda arreglar y componer la ruta de la aplicación de las vacunas porque mientras gente este vacunada más se salvan vidas.

El doctor Schaffner estimó que en los primeros meses va haber incapacidad de la vacuna porque hay una demanda masiva, al contrario de otros lugares en donde van a tener demasiadas vacunas y habrá gente que no se las quiera suministrar por diferentes motivos.

Comentó que a ellos en Vanderbilt les ha ido muy bien con 19 mil vacunas distribuidas y que semanas antes de que saliera la vacuna hicieron una encuesta con los proveedores de salud y sus empleados en los que muchos estuvieron escépticos y no querían la vacuna, pero después los educaron e informaron; desde aquel que limpia hasta el dueño de los negocios.

“Todavía no estamos satisfechos”, dijo el doctor,  al indicar que lo que más le preocupa son las mujeres jóvenes que están embarazadas y a quienes gente están hablando con ellas para explicarles que pueden recibir la vacuna de manera segura.

También para el doctor Schaffner el proceso es educativo para que la inoculación de la vacuna sea más eficiente.

Sobre la gente que no quiere vacunarse, el doctor Wachter agregó que el gobierno de Ohio ha informado que el 60% de los lugares de ancianos han dicho que no quieren la vacuna y es ahí donde la gente termina muriéndose.

“La gente que escoja que no quiere la vacuna es terrible porque sabemos que la vacuna es efectiva y son bastante seguras”, afirmó.

Y explicó que la vacuna de Pfizer se diseñó inicialmente para que la persona tenga la segunda dosis en 3 semanas y la de Moderna en 4 semanas.

Después de 10 días de aplicarse la primera dosis se tiene la protección, pero solo después de eso, aseveró el doctor.

La primera dosis da 50% de protección y la segunda dosis da de 80 a 90%. Además la segunda dosis da un 80 a 90% de inmunidad más durable, detalló.

Después de primera dosis, todavía se puede contagiar a un miembro de la familia, explicó.

Por eso es importante la segunda dosis, añadió el doctor Schaffner quien dijo “lo primero que hay que hacer es que haya la mayoría de la primera dosis, pero una dosis diferida es como una dosis que no se ha dado, por lo que la gente tiene que regresar a tomar su segunda dosis”.

Y comentó que “Moderna hizo un pequeño estudio que indicaba que hubo una proporción grande de la gente que ya estaba vacunada que ya no pueden ser transmisor, pero esos son datos preliminares. Sabemos que potencialmente podría haber transmisión, por eso, aún cuando se tomé la primera y segunda vacuna todavía ponte la máscara”, recomendó.

Lo mismo recomendó para las personas que no hayan tomado la vacuna que sigan usando la mascarilla o cubreboca, usando la distancia social y los protocolos de higiene como lavarse las manos frecuentemente.

El doctor mencionó que mientras más conocen de la pandemia más cambian las recomendaciones, pero que por lo mientras sigan continuando evitando grandes grupos, usando la mascarilla y la distancia física.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments