* Desean trabajar partidariamente con los demócratas.

Los Ángeles, Cal.- Republicanos electos señalan que su partido les ha dado las oportunidades que buscaban y que sin comprometer sus principios conservadores, buscan representar a sus comunidades trabajando de manera bipartidista con sus contrapartes demócratas para sacar adelante proyectos conjuntos.

Sin embargo, reconocen que el estado de California no es uno de sus grandes aliados y que por eso muchos de ellos se han tenido que mudar a otros lugares del país.

Young Kim, Representante de E.U por el 39th Distrito que representa al condado de Los Ángeles, Orange y San Bernardino, dijo el pasado viernes 25 de junio, durante una videoconferencia ofrecida por Ethnic Media Services, que está trabajando duro para lograr resultados de progreso para su comunidad, sin comprometer sus principios conservadores.

La inmigrante del Sur de Corea, dijo, que representa al partido republicano en el Congreso y que piensa que ese es el partido que ofrece la oportunidad de trabajar con políticas en las que se pueden lograr sus sueños.

“Por eso yo participo en este partido para trabajar en políticas con sentido común”, señaló, al referir que tienen la obligación, también, de representar la comunidad étnica, las voces de las minorías y de los inmigrantes.

Kim dijo que muchos de los escaños han sido ganados por mujeres y que es una oportunidad de trabajo para que el partido republicano haga un impacto en la comunidad.

La madre de 4 hijos, afirmó, que en su caso ha logrado el sueño americano.

Habló que en 6 meses, que ha trabajado en el Congreso, han podido lograr muchas cosas de manera bipartidista con sus contrapartes demócratas.

“Hay proyectos de ley que hemos logrado, como la ley de protección de salarios, que se hizo para que la gente pueda mantener a sus empleados”, comentó, tras explicar que dichas políticas se hacen con el dinero de los contribuyentes.

Por eso piensa que los 1.9 billones de dls del presupuesto, no se ejerció de la una mejor manera y que debe ser redirigido a otros servicios.

“Ahora quieren 6 billones dls, que quieren gastar. Aunque sea logrado un acuerdo entre Congreso y la Casa Blanca de una propuesta de 1.5 billones. Esta mañana esperamos ver la nueva versión y el enfoque de infraestructura; es lo que necesitamos para llegar a las comunidades”, comentó.

Kim dijo que ella es del comité de innovación empresarial y está buscando encontrar soluciones de sentido común para crear oportunidades para los Californianos.

Igualmente quiere trabajar de manera bipartidista, pero opina que los demócratas quieren hacer las cosas a sus maneras o no las quieren hacer.

“Lo debemos de hacer de manera partisana, en lo que nos recuperamos de la pandemia de Covid-19. Hay políticas que se están haciendo en el Congreso que van a dictar nuestro futuro”, estimó.

La representante señala que no todas las reglamentaciones del gobierno son malas. Pero en cuanto al presupuesto, dijo que se está en una deuda grandísima de miles de millones de dólares que se están pagando en más pagos.

“Ya se tienen 300 mil millones en deuda nacional, por lo que incrementarla no se tiene que hacerlo”, afirmó sobre el tema.

También, lamentó que no haya habido suficientes voces del lado de su partido para alzar la voz y deshacerse de los malos entendidos en cuanto al incremento de la violencia contra los asiáticos americanos a quienes se les culpó por lo que estaba pasando con la pandemia.

Sobre la Reforma Migratoria, dijo que esa es una de las razones por las que ha ido a Washington para dar una perspectiva de inmigrante.

“Tenemos que arreglar DACA, no debe ser cada 4 años o cada 8 años,  dijo al referirse a las administraciones.

Tampoco considera que los cambios se puedan hacer con órdenes ejecutivas y quiere que haya una legislación sobre esto porque señala que hay gente joven que vino sin ser para ellos una elección, crean trabajos y son empresarios. 

“Si no arreglamos el sistema, vamos a perder esas personas que traen su trabajo y esfuerzo, cuando en realidad podríamos ayudarles para que sean parte y hacer un país más fuerte”, afirmó y añadió, “ Yo voy a trabajar con mis colegas republicanos para dar una solución a DACA”.

Sobre el evento ocurrido en el Capitolio, con los seguidores del expresidente irrumpiendo en el lugar, solo dijo que hizo ver que la seguridad no era tan buena y que su opinión es que se debe dejar que las investigaciones del FBI y del Departamento de Justicia se terminen.

Sobre su opinión respecto si debe presentarse el ex presidente como candidato nuevamente para las futuras elecciones presidenciales, externó, “quiero que me vean como una representante que pueda trabajar con ambos lados, no quiero comentar de quién republicano o si el presidente previo debe presentarse o no”.

Por su lado, Suzette Martínez Valladares, asambleísta republicana del 38th Distrito por California que comprende las áreas de Los Ángeles, Orange, Santa Clarita, Ventura y Simi Valley dijo que en su comunidad donde nació en Valle de San Fernando, ha visto que jóvenes han dejado los estudios de secundaria.

“Tres de mis amigas han sido madres jóvenes. Hay jóvenes que usan drogas y están en las pandillas. Mi ciudad es un escenario de la pobreza en donde todos mis representantes eran demócratas. No vi ningún cambio en mi comunidad. Eso me forzó a ver al partido republicano”, confiesa.

Y dice que su partido es abierto, diverso, que respeta a los individuos, apoya la libertad y por eso desde muy joven quiso ser republicana.

La egresada de la Universidad en Northridge, reveló, que la ha inspirado su sobrina quien es una niña especial y que al entrar a una organización sin fines de lucro se dio cuenta que hay que juntar a la gente y no dividirla.

“Desafortunadamente no vemos eso en la nación. La división de los partidos es más amplia que nunca”, reconoce y dice que la gente de California está cansada y lo que quiere es que trabajen por ellos.

Como latina en el partido republicano, dice que reconoce que la gente latina maneja mucho porque no tienen cómo comprar una casa y que los californianos están buscando representantes que trabajen sobre esos temas que les están afectando.

Antes, indicó que Sacramento no ha hecho bien las cosas en seguridad pública, incendios, las órdenes de quedarse en casa, distribución de vacunas, los negocios, y que eso ha sido devastador.

Sobre lo último dijo que desde enero presentó un proyecto de ley para tener una guía para reabrir los negocios y la industria que ha cerrado por más de un año, y que hasta ahora California ha tenido poca guía en eso.

“Hemos estado estancados. Tenemos 1.2 millones de californianos que no han usado sus beneficios de EDD y esa agencia debió de dar los beneficios. Desde Noviembre y Diciembre ya sabíamos que debíamos tener vacunas, pero se ha dado mal”, consideró.

Y dijo que el gobierno está dando dinero, pintando que todo está bien, pero lo que ha notado es que los problemas de la gente que tenía antes son peores con gente viviendo en las calles y con todo sucio.

Añadió, “no creo que se vayan a sostener porque ahora los problemas están creciendo de manera exponencial”.

A su vez, Walter Allen III, miembro del concilio de la Ciudad de Covina por el partido republicano, dice que con 23 años como miembro del concejo le alegra decir que en su caso tanto republicanos como demócratas se llevan bastante bien y trabajan juntos de manera local.

Pero señala como problema que a nivel local su ciudad no tiene los fondos que necesitan para responder con vivienda para la gente de bajos ingresos y que a las compañías urbanizadoras no se les pide que construyan ese tipo de vivienda.

“Yo he trabajado con el consejo desde que se hizo el desarrollo para obligar a las compañías para que hicieran vivienda de bajos ingresos, pero luego desapareció, y ahora nuevamente estamos lidiando con eso”, reconoció.

Sobre los negocios locales dijo que se han perdido muchos negocios porque no pudieron cumplir con los requisitos, pero que se necesitan más fondos y dinero adicional porque los pequeños negocios son el corazón de las ciudades.

Respecto a seguridad, que es en lo que tienen más experiencia (45 años), dijo que en Covina la plataforma del partido republicano es seguridad y calidad de vida.

Y que ahora, no importa que sean republicanos o demócratas, a la policía le quieren quitar los fondos.

Comentó que en los últimos 5 años mil personas han sido paradas por los policías y el año pasado la policía le disparo a 235 individuos, la mayoría negros, armados y peligrosos.

Obviamente reconoció que se necesita una reforma y que “siempre se puede mejorar”. California, dijo, es bastante progresista en el entrenamiento de la policía para no usa la violencia, “pero quiero que sepan que la seguridad publica y quitarles los fondos a la policía no es bueno, porque al final terminará afectando a la gente de color”, apuntó.

Allen dijo que muchas veces la policía tiene que actuar de manera agresiva porque sino se pueden ver cosas como lo que ocurre en Chicago y Washington D.C en donde la gente se mata entre sí.

Apuntó que hay una generación de jóvenes que se están perdiendo debido a las drogas, muchas más ahora que en muchos otros años.

“En la frontera hay mucha metanfetamina que está entrando y es una área que estamos perdiendo. Hay algunos oficiales que tienen miedo. Hay gente que sabemos que están metidos en actividades criminales”.

Como policías dijo “somos guardianes. Hay que tener un equilibrio de mantener a los criminales en las calles”, comentó tras señalar que en California y particularmente en los condados si un oficial viene o lo contacta lo mejor es cumplir.

“No es bueno resistir y luego si uno quiere puede quejarse”, recomendó, para indicar que los oficiales saben cuales son los criminales.

Al preguntarle si piensa que el partido republicano podría ganar el peso que tenía antes en California, su respuesta final fue: “pienso que debemos trabajar con las comunidades de color y no solo con el tiempo electoral, muchos republicanos se están yendo del estado. Pero soy optimista que tendremos mas gente de color en el partido”.

Translate/Traducir »